Los jóvenes mexicanos abandonan las aulas

En México, seis de cada 10 jóvenes desertaron de las aulas, de acuerdo con un estudio realizado por OCDE. Allí se indica que sólo 12% de la población entre 20 y 29 años estudia y aquellos que concluyeron su educación superior son los más vulnerables a no conseguir trabajo. La mayoría de la población mexicana ha cumplido con niveles inferiores de la enseñanza media superior. Tan sólo el 35 por ciento alcanzó el bachillerato.

Laura Poy Solano – La Jornada (México)

En México, al menos seis de cada 10 jóvenes mayores de 19 años han abandonado sus estudios por completo, alerta la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su Panorama Educativo 2013.

Revela que sólo 12 por ciento de la población entre 20 y 29 años continúa en las aulas, lo que representa menos de la mitad del promedio de los países miembros del organismo multinacional.

Sobre la población que no estudia ni trabaja, señala que el promedio nacional es de 24.7 por ciento entre los jóvenes de 15 a 29 años; es decir, el tercero más alto de la organización, y el cual se incrementa con la edad, pues entre el sector de 25 a 29 años alcanza 29.5 por ciento.

La OCDE refiere que la mayoría de la población, 64 por ciento, alcanzó un nivel inferior a la educación media superior como promedio máximo de estudios, pues sólo 35 por ciento llegó a las aulas de bachillerato, lo que representa uno de los porcentajes más bajos de las naciones que integran este organismo, sólo por arriba de Portugal y Turquía.

“De los jóvenes que lograron concluir la educación superior, advierte que pese a tener uno de los mejores niveles educativos, son más vulnerables al desempleo, pues se estima que al menos 7.2 por ciento de quienes tienen estudios universitarios y se encuentran en un rango de edad de 25 a 34 años no tienen trabajo”

Además, subraya que México tiene las tasas de matrícula más bajas entre los jóvenes de 15 a 19 años, pues cuatro de cada 10 no asisten a la escuela, pese a que representa la mayor población en este grupo etario en la historia del país.

A esto se suma que entre los jóvenes que no estudian ni trabajan, las mujeres enfrentan los peores escenarios. La OCDE alerta que las muchachas de 15 a 29 años de edad corren el riesgo de pasar más tiempo sin empleo ni educación, con un promedio de 5.7 años, en contraste con sus pares varones, quienes en ese mismo rango de edad pueden pasar 1.7 años sin trabajo ni actividades formativas.

En 2011, destaca el reporte, el porcentaje de mujeres que se encontraba en esa situación era tres veces mayor que en el caso de los hombres, con 37.8 y 11 por ciento, respectivamente, condición que se acentúa con los años.

Advierte que, en el caso de los varones, en ningún grupo etario el porcentaje de quienes no estudian ni trabaja (ninis) supera 12 por ciento, mientras en el caso de las mujeres, entre los 15 y 19 años, más de 25 por ciento son ninis, pero se incrementa a 42 por ciento entre los 20 y 24, y casi cinco de cada 10, en el grupo de edad de 25 a 29 años.

Respecto de los jóvenes que lograron concluir la educación superior, advierte que pese a tener uno de los mejores niveles educativos, son más vulnerables al desempleo, pues se estima que al menos 7.2 por ciento de quienes tienen estudios universitarios y se encuentran en un rango de edad de 25 a 34 años no tienen trabajo, mientras sólo 3.4 por ciento se encuentran en esta situación entre los adultos de 35 a 44 años.

 

Notas relacionadas de La Jornada:

 

Leer artículo aquí