Los hijos de Fujimori preparan una ley para sacarlo de la cárcel

A un día de que la Justicia dejara sin efecto el indulto presidencial que recibió Alberto Fujimori, cinco legisladores peruanos presentaron este jueves un proyecto de ley que propone liberar a sentenciados a prisión mayores de 80 años de edad. La aprobación de la iniciativa, impulsada por sus dos hijos, implicaría la liberación del octogenario condenado por delitos de lesa humanidad.

Estos legisladores, liderados por el suspendido parlamentario Kenji Fujimori, hijo menor del exmandatario (1990-2000), presentaron la iniciativa al día siguiente de que la justicia ordenara nuevamente el arresto de Fujimori tras 10 meses de libertad.

Al expresidente peruano le quedan por cumplir en prisión más de 14 años de pena, condenado por secuestros, asesinatos y lesiones durante su mandato. Pero esta iniciativa establece que sólo es necesario acreditar ser mayor de 80 años para contar con el beneficio, la edad que casualmente tiene Fujimori.

El proyecto de ley fue anunciado por el congresista Marvin Palma en un mensaje público hacia Kenji, suspendido en su cargo de congresista por supuestamente haber intentado comprar votos para evitar la destitución en el Congreso del expresidente Pedro Pablo Kuczynski.”Lo habrías presentado como hijo, si estuvieras en el Congreso… ahora el debate está en manos de la Fuerza Número Uno”, dijo Palma en referencia al partido Fuerza Popular.

“Estoy enormemente emocionado y profundamente agradecido con ustedes, amigos. Seguiremos luchando juntos”, tuiteó luego Kenji, quien publicó la copia del proyecto presentado al Congreso.

Keiko Fujimori, hermana de Kenji y líder del partido Fuerza Popular, anunció también su apoyo al proyecto de ley a pesar del histórico enfrentamiento que mantiene con su hermano. “Durante años hemos buscado justicia a través de las instituciones, y a través de las leyes y los órganos constitucionales. Sin embargo, no hemos encontrado justicia”, relató Fujimori en la puerta de la clínica en Lima donde su padre fue ingresado por una descompensación al enterarse que le habían anulado el indulto.Cuando sea dado de alta, será llevado a prisión.

El exgobernante pidió este jueves a las autoridades que no lo envíen de regreso a prisión, porque eso significaría una “condena a muerte” para él. “Quiero pedirle al presidente de la república, a los miembros del poder judicial, una sola cosa: por favor no me maten; si regreso a prisión mi corazón no lo va soportar”, había dicho.