López Obrador y un histórico triunfo de la izquierda

México

Miles de mexicanos fueron hasta el Zócalo a celebrar la victoria del candidato de izquierda. El triunfo de López Obrador se perfiló apenas cerradas las mesas de votación, y hasta el resto de los candidatos -José Antonio Meade, Ricardo Anaya y el independiente Jaime Rodríguez- reconocieron su ventaja. “¡Si se pudo!”, festejaban en las calles.

Miles de mexicanos celebraron hoy en las calles de la capital mexicana el triunfo del izquierdista Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales con el “¡Si se pudo” usado en el fútbol para las gestas con sello de imposible.

Más de 80.000 personas se reunieron en el Zócalo de la Ciudad de México, la plaza principal frente a la Casa de Gobierno, para celebrar la victoria de López Obrador, que asumirá la presidencia el próximo 1 de diciembre.

“Este es el primer paso para empezar a sanear al país porque está muy deteriorado”, sostuvo el actor mexicano Damián Alcázar, uno de los ciudadanos que asistió al Zócalo capitalino. Alrededor de 250.000 muertos y unos 40.000 desaparecidos desde 2006, cuando inició la guerra contra el narcotráfico, dan cuenta de ese deterioro.

“Pensé que nunca vería esto, un gobierno de izquierda en México parecía imposible”, señaló Carlos, un oficinista de 53 años.

El triunfo de López Obrador se perfiló desde que los candidatos José Antonio Meade, Ricardo Anaya y el independiente Jaime Rodríguez, reconocieron su ventaja nada más comenzar a cerrar las mesas de votación.

“La tercera fue la vencida, AMLO ya había ganado dos veces, en 2006 y 2012, pero nos hicieron fraude”, afirmó Estela, una ama de casa de 74 años que llegó al Zócalo acompañada de sus dos hijas.

La esperanza de un cambio en muchas áreas, principalmente en seguridad y economía, es lo que ilusiona a la mayoría de los asistentes. “El de Andrés Manuel es un triunfo para el país”, dijo Blanca, una mujer en silla de ruedas, de 42 años, que trabaja para una aseguradora en esta capital.

Cuando la autoridad electoral mexicana anunció que la tendencia del recuento de votos anticipaba que el triunfo de López Obrador es irreversible estalló el “¡si-se-pu-do, si-se-pu-do!”, para dar paso también al “¡Es un honor estar con Obrador!”.