López Obrador intentará legalizar las drogas para combatir el narcotráfico

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, buscará modificar la política antidrogas en México y avanzar con la despenalización de las drogas blandas como la marihuana y el cultivo de la amapola, uno de los componentes principales de la heroína. El objetivo es revertir el aumento de las muerte violentas vinculadas al crimen narco que en lo que va del año ya se cobró la vida de 15.973 personas.

La legalización marcaría un antes y un después en la lucha contra el narcotráfico en México. Incluso, el mismo presidente en ejercicio Enrique Peña Nieto reconoció como un “rotundo fracaso” las políticas para combatir al narcotráfico que se llevaron a cabo durante su gobierno y su antecesor, Felipe Calderón, en 2007. El fracaso se puede ver en el aumento de las muertes vinculadas al crimen narco, que en los últimos diez años superaron los 200 mil asesinatos.

Según cifras oficiales, en 2014 hubo 17.336 muertes violentas, 18.707 en 2015, 22.962 en 2016 y 29.168 en 2017. La muertes violentas se recrudecieron este año que llegaron a 15.973 casos en seis meses. Los especialistas aseguran que al terminar el año, la cifra de muertos podría ser el doble.

En una conferencia de prensa, la futura ministra del Interior, Olga Sánchez Cordero, reveló que la próxima administración pedirá ayuda a la ONU para instrumentar una política de pacificación -que incluirá amnistías a narcos- y despenalizar los cultivos de marihuana y amapola.

La ex jueza de la Corte Suprema sostuvo que México pedirá la flexibilización de los tratados de la ONU a las penalizaciones del uso de las drogas, el cual calificó de “muy rígido” y que funciona desde la década del ’70.

“Queremos ir retirando lentamente a las Fuerzas Armadas, queremos sustituirlas por una policía eficiente, profesionalizada… y desde luego nuestra estrategia es reducir la inseguridad”, explicó. La participación de los militares en México recibió numerosas denuncias por violaciones a los derechos humanos.

Sobre la cifra de homicidios, Sánchez Cordero aseguró que en realidad podría rondar el doble ya que, explicó, mucha gente no denuncia los decesos. De hecho, de manera constante en México aparecen fosas con decenas y hasta cientos de cuerpos no reconocidos. En ese sentido, Sánchez Cordero apuntó además a la pésima procuración de justicia: “Hay que rehacerlas y restructurarlas desde abajo, desde sus entrañas”.

En el Foro Estrategia Banorte 2018, la próxima secretaria de Gobernación reveló que iniciará de inmediato las reuniones con la ONU. “Nosotros queremos plantearle a Naciones Unidas una pauta interpretativa para poder lograr una despenalización de la droga del país”, señaló.

Sánchez Cordero quiere despenalizar la amapola para que sea una vía de salida de la ilegalidad de los miles de campesinos que viven de su producción. Los mayores campos se encuentran en lo que se conoce como el triángulo dorado, en las montañas de Sinaloa, donde se crió El Chapo, entre otros célebres capos narcos.

En Estados Unidos -que junto a España es el mayor consumidor de cocaína del mundo, la marihuana tiene estatus legal en 29 de los 50 estados. Está previsto que solamente en 2018 genere ingresos por más de 40 mil millones de dólares y cientos de miles de empleos.

En América Latina, Uruguay fue uno de los precursores de la legalización de la marihuana cuando el congreso aprobó una legislación impulsada por José Mugica. A partir de 2017 empezó a venderse en distintos comercios. En la Argentina la Corte despenalizó su tenencia personal pero no hubo una adecuación de la legislación al respecto.