Lo nuevo del Gabinete de Bolsonaro: el canciller que considera a Trump como un rescatista de Occidente

El ultraderechista Jair Bolsonaro anunció la incorporación de Ernesto Araujo en su equipo de Gobierno, un diplomático que no esconde sus elogios al presidente estadounidense Donald Trump y apoya la pena de muerte. En sus textos públicos, el encargado de delinear la política exterior de Brasil a partir del año que viene se erige contra el “marxismo cultural” y hace una fuerte defensa del nacionalismo, que para él es “admiración por Dios”.

“Soy Ernesto Araujo. Tengo 28 años de servicio público y también soy escritor. Quiero ayudar a Brasil y al mundo a librarse de la ideología globalista. Globalismo es la globalización económica que pasó a ser comandada por el marxismo cultural”, afirmó el futuro canciller en su presentación en el blog personal “Metapolítica 17: contra o globalismo”, que creó en internet en septiembre pasado.

Araujo describe el “globalismo” al que se opone como un “sistema antihumano y anticristiano” y asegura que “la fe en Cristo significa luchar contra el globalismo, cuyo objetivo final es romper la conexión entre Dios y el hombre, para convertir al hombre en esclavo y a Dios en irrelevante”.

En la web, el recién nombrado ministro de Exteriores posiciona a Trump como un modelo a seguir. En un artículo de 2017, afirma que el mandatario estadounidense representa “la recuperación del pasado simbólico, de la historia y de la cultura de las naciones occidentales”. “Brasil necesita reflexionar y definir si forma parte de este Occidente”, afirmó al referirse a las ideas de Trump.

A la izquierda, a la que acusa de intentar contaminar la supuesta globalización, la define en su blog como “una corriente política que quiere hacer de todo para que las personas no nazcan”, a tono con su defensa religiosa. “Solo un Dios podría aún salvar a Occidente, un Dios operando por la nación -inclusive y quizás principalmente la nación americana”, concluye Araújo en su texto.

El futuro canciller, un diplomático con 29 años de carrera en el Ministerio y que se desempeña desde hace dos como director del Departamento para Estados Unidos, Canadá y Asuntos Interamericanos de la cancillería, nunca fue embajador de ningún país.

Bolsonaro afirmó en una rueda de prensa que eligió a Araújo como su canciller por su experiencia como diplomático por ser un “intelectual brillante” y por su perfil y sus propuestas. “La política externa brasileña debe ser parte del momento de regeneración que vive Brasil”, subrayó en Twitter al lanzar el anuncio.

Junto al presidente electo, Araujo indicó luego en una rueda de prensa que su misión será “asegurar que este momento histórico y extraordinario que Brasil está viviendo con la elección de Bolsonaro se traduzca” en la política exterior. “Una política efectiva, en función del interés nacional, una política de un Brasil actuante, feliz, próspero”, añadió.