Libertad para Karen, Kathy y Evelyn: estaban presas por emergencias obstétricas

La Justicia de El Salvador puso en libertad en las últimas horas a tres mujeres que sufrieron emergencias obstétricas durante sus embarazos y que fueron encarceladas injustamente acusadas de realizarse un aborto. El Salvador es uno de los cinco Estados del mundo donde aún el aborto está totalmente prohibido y se castiga con penas de hasta 50 años de prisión.

“Tres de las mujeres salvadoreñas que fueron injustamente condenadas por sufrir emergencias de salud durante su embarazo han sido liberadas de prisión y se reunirán con sus familias”, señaló en un comunicado la Agrupación Ciudadana contra la Despenalización del Aborto (Accdate).

Las tres mujeres estaban presas acusadas de homicidio agravado tras sufrir distintas emergencias obstétricas que derivaron en abortos espontáneos y se les “conmutó su pena”, precisó la organización.

Identificadas solamente por sus nombres, indicaron que Karen cumplió seis años en prisión, Kathy ocho y Evelyn 13. “Es una alegría para todos los que hemos estado luchando por la liberación de todas las mujeres que injustamente han sido encarceladas por sufrir emergencias obstétricas bajo esta dura e inhumana ley penal”, explicó Morena Herrera, dirigente de Accdate.

El aborto, totalmente prohibido

El código penal salvadoreño prohíbe el aborto en todas las circunstancias y establece penas de hasta ocho años de cárcel. Sin embargo, fiscales y jueces tipifican los casos de aborto, incluso los involuntarios, como “homicidio agravado”, penado con hasta 50 años de prisión.

“Ellas tres tendrán la oportunidad de pasar una Navidad feliz con sus familias, pero seguiremos luchando por la libertad del resto de mujeres que aún está en prisión por causas similares a las de las tres mujeres que hoy vieron su libertad”, concluyó Herrera.

Actualmente, distintas organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres mantienen una campaña en donde solicitan al presidente, Nayib Bukele, interceder para que sean liberadas el resto de las mujeres presas por sufrir emergencias obstétricas.

Hace dos meses, la Asamblea Legislativa de El Salvador rechazó avanzar con una propuesta de reforma al código penal para despenalizar el aborto cuando la vida de la mujer corre peligro, el feto sufre malformaciones que hacen inviable su vida y por violación.

La iniciativa fue nombrada “reforma Beatriz”, por Beatriz García, una mujer que en 2013 solicitó al Estado poder terminar con su embarazo ya que el feto tenía malformaciones que imposibilitaba su vida, pero a quien se obligó a continuar con la gestación.

Los legisladores del partido gobernante Nuevas Ideas y sus aliados votaron todos para archivar la propuesta presentada por agrupaciones feministas.

Esta no es la primera vez que la Asamblea Legislativa rechaza una propuesta. En mayo pasado, decidió archivar una propuesta para reformar el Código Penal, presentada por los colectivos feministas en 2016, que proponía la despenalización del aborto cuando la vida de la mujer está en riesgo.

Se estima que entre 2000 y 2014 al menos 49 mujeres fueron condenadas por delitos relacionados con la penalización del aborto, y las autoridades salvadoreñas denunciaron a otras 250 mujeres por abortar.