Lenín Moreno ya tiene a su cuarta vicepresidenta

La Asamblea Nacional de Ecuador posesionó a María Alejandra Muñoz en el cargo de vicepresidenta de la nación para completar el actual período de gobierno. Reemplaza a Otto Sonnenholzner, quien renunció a su cargo a solo siete meses de las elecciones generales. Moreno había sido electo en una fórmula junto a Jorge Glas, encarcelado como parte de la persecución judicial a figuras del correísmo.

“Queda usted constitucional y legalmente posesionada”, dijo el presidente del Congreso, el oficialista César Litardo, al juramentar a Muñoz en una sesión realizada virtualmente por la pandemia del nuevo coronavirus.

Muñoz, abogada y académica de 41 años, se desempeñaba como directora del Servicio de Aduana. Se convirtió en la cuarta vicepresidenta ecuatoriana en los últimos tres años.

Fue elegida por el Parlamento el pasado viernes de una terna presidencial -en la que ocupaba el último puesto- para reemplazar a Otto Sonnenholzner, quien renunció a su cargo cuando faltan siete meses para las elecciones generales de Ecuador.

Muñoz, quien acudió al recinto parlamentario para posesionarse de su nuevo cargo, se comprometió a luchar contra la corrupción en los diez meses que restan de la gestión del presidente Lenín Moreno, quien asumió el poder por cuatro años en mayo de 2017.

“El funcionario público tiene la obligación de caminar más estrictamente por el estrecho sendero de la ley”, expresó la nueva vicepresidenta ante varios ministros que acudieron a la Asamblea Nacional como la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

Cuatro vices

Muñoz es la cuarta vicepresidenta de Moreno, quien fue elegido en comicios populares en mayo de 2017 fórmula con Jorge Glas. De inmediato comenzó un distanciamiento entre ambos, a medida que el mandatario se alejaba de las políticas de su antecesor, Rafael Correa.

Glas, que había sido también vicepresidente en el Gobierno de Correa, fue procesado ese año por asociación ilícita acusado de recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht y actualmente cumple una condena de prisión en una cárcel de máxima seguridad del país. Desde el correísmo denuncian una persecución judicial, que ya derivó en la proscipción del partido del expresidente.

Luego de Glas ocupó el cargo María Alejandra Vicuña, elegida por el Congreso en enero de 2018 y que debió dimitir tras once meses al verse salpicada por un escándalo de corrupción.

Entonces, la Asamblea designó a Sonnenholzner como vicepresidente en diciembre de 2018. El empresario de medios y político independiente renunció a inicios de julio sin precisar sus motivos ni distanciarse del gobierno, aunque tampoco ha descartado la posibilidad de postularse en la próxima elección.