Lava Jato: Moro pidió licencia en medio de las denuncias en su contra

El ministro de Justicia brasileño, Sergio Moro, pidió licencia sin goce de sueldo en medio de las crecientes denuncias por el vínculo que mantuvo como juez federal con el jefe de los fiscales de la causa Lava Jato durante los juicios contra empresarios y políticos, entre ellos el expresidente Lula da Silva. Las filtraciones publicadas por The Intercept dejaron al descubierto las maniobras al interior de la justicia brasileña para direccionar el avance de la causa.

La prensa brasileña informó que el titular de Justicia y Seguridad Pública tomará licencia entre los días 15 y 19 de julio para tratar «asuntos particulares», sin dar más detalles. El domingo, Moro estuvo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro junto al presidente Jair Bolsonaro viendo el triunfo de la selección brasileña en la final de la Copa América. 

Pese a que el anuncio oficial solo cita «asuntos particulares» como el motivo de la licencia, el ministro Moro enfrenta por estos días una gran presión pública y mediática por sus conversaciones privadas con el jefe de los fiscales de la megacausa de corrupción Lava Jato, Deltan Dallagnol, en medio de los procesos legales, algo prohibido por las leyes brasileñas.

El papel que jugó Moro para encarcelar al expresidente Lula da Silva se puso de manifiesto con las filtraciones publicadas por el medio The Intercept, que dejaron al descubierto las maniobras al interior de la justicia brasileña para direccionar el avance de la causa por el Lava Jato.

Los mensajes filtrados daban cuenta de negociaciones entre el ahora ministro de Justicia y los fiscales de la causa. Para los abogados de Lula, la información divulgada prueba el «objetivo político» de la causa.

El medio publicó fragmentos de diálogos entre el fiscal Deltan Dallagnol y el exmagistrado Moro, quien en 2017 condenó a Lula en primera instancia a nueve años y seis meses de prisión por haber recibido supuestamente un departamento en una playa de Sao Paulo por parte de la constructora OAS. Según The Intercept, las conversaciones privadas muestran que Moro sugirió a Dallagnol cambiar el orden de las fases de la operación Lava Jato, dio consejos y pistas a los fiscales encargados del caso, lo que está prohibido por ley.