Las víctimas de la frontera: fallecieron otros cuatro migrantes guatemaltecos

En medio de un calor abrasador que azota a Texas, dos bebés, un niño y una joven de origen guatemalteco fueron encontrados sin vida cerca de la frontera entre Estados Unidos y México. De acuerdo al Gobierno de Guatemala, murieron por las altas temperaturas y la falta de agua durante su difícil travesía. Las muertes conmocionaron al país, teniendo en cuenta que familias enteras de migrantes tomaron ese mismo camino en los últimos meses. Los cruces alcanzaron su punto más alto durante mayo, cuando fueron detenidos 84 mil adultos y niños que viajaban en grupos familiares.

«El Gobierno de Guatemala informa sobre el lamentable fallecimiento de cuatro guatemaltecos en el exterior», indicó hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado, en el que agregó que los cuerpos sin vida fueron hallados en las cercanías del Río Bravo y de los Matorrales de Anzalduas, en la ciudad de Mission (Texas). El año pasado se registraron 283 muertes de migrantes en los 3 mil 200 kilómetros (2 mil millas) de la frontera, aunque para este año todavía no hay estadísticas oficiales.

De acuerdo a la Cancillería, la mujer de 20 años y los tres niños murieron en su intento por cruzar la frontera cuando «se extraviaron y a causa de las altas temperaturas y la falta de agua no lograron sobrevivir». Durante el fin de semana se emitió en esta zona una alerta por altas temperaturas, las cuales en algunos puntos llegaron hasta los 113 grados Fahrenheit (45 grados Celsius). Otras dos mujeres, que acompañaban a las personas fallecidas, fueron detenidas por las autoridades y «remitidas a un hospital para recibir asistencia médica y lograr su estabilización», según detallaron.

«El Consulado está dando seguimiento a las gestiones que las autoridades realizan para la identificación de los cuerpos, asimismo está recabando información para contactar a familiares de las víctimas e iniciar el proceso de repatriación», explicó el ministerio. De acuerdo a los medios locales, la Cancillería investiga si la mujer fallecida era la madre de uno de los bebés.

Según el relato de la familia de la mujer, los coyotes los apresuraban para pasar el río y a ella, quien llevaba a su hijo pequeño, se le dificultó el paso. La familia desconoce quién fue la persona que se los llevó o quién se los recomendó. El diario local Prensa Libre aseguró que la mujer, a quien identificaron como Briseida,»es un reflejo de la realidad de muchas familias guatemaltecas. «Fue madre a los 17 años, vivía en condiciones de pobreza y sin oportunidades de desarrollo, por eso decidió, junto a su esposo, emprender el ‘sueño americano’ «, agregaron.

La muerte de los migrantes ocurre en medio de un fuerte debate por la migración irregular de centroamericanos a Estados Unidos, debido a la salida desde octubre pasado de caravanas de hondureños a los que se han unido guatemaltecos y salvadoreños. México, presionado por el presidente estadounidense Donald Trump, anunció el viernes el despliegue de más de 20.000 efectivos, entre militares, marinos y miembros de la Guardia Nacional, en las fronteras norte y sur.

Desde el inicio del año, casi 500 mil migrantes han sido detenidos en la frontera, dejando como resultado el hacinamiento en los centros de detención de Estados Unidos. Además, se generó una gran controversia por la separación de niños de sus padres. Entre diciembre y mayo, cinco menores guatemaltecos han muerto bajo custodia de la patrulla fronteriza tras cruzar ilegalmente.