Dos muertos y 30 desaparecidos en la caravana de migrantes

El Gobierno de Honduras alertó que murieron dos de sus ciudadanos que participaban de la masiva caravana de migrantes, que marcha desde hace dos semanas por México rumbo a Estados Unidos. Según confirmó la vicecanciller de Honduras, Nelly Jérez, uno de ellos ya fue repatriado y otro está aún en la frontera mexicana. Advirtieron además que hay 30 personas desaparecidas.

Honduras confirmó que una persona murió el sábado en el km 30 de la carretera al Pacífico de Guatemala al caer de un vehículo y que la otra persona perdió la vida este lunes en el km 282 de la autopista de Tapachula a Huehuetan, en México.

“En este éxodo multinacional que ha habido de migrantes tenemos dos hondureños que han perdido la vida”, confirmó también el jefe de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales. El funcionario no develó sus identidades por razones de “respeto a su familia”.

“Lamentamos que este tipo de situaciones se estén dando en esta caravana multinacional”, indicó Rosales, quien informó que socorristas hondureños están dando atención a los migrantes que llegan con los pies dañados y que facilitan a todos ellos hidratación, al tiempo que les ofrecen ayuda para regresar a su país.

Mientras tanto, la Cancillería de Honduras está investigando a través de su red consular en México más de 30 denuncias sobre la supuesta desaparición de inmigrantes hondureños que iban en la caravana que el pasado día 13 salió de manera irregular hacia Estados Unidos.

“Giramos instrucción a la red consular de Honduras en México para que procedan de carácter inmediato a buscar a estos compatriotas en cualquier punto de los centros de migrantes y albergues y darles respuesta a los familiares acá en Honduras”, indicó la vicecanciller.

La alta funcionaria no precisó detalles sobre los inmigrantes que estarían desaparecidos en México, adonde miles de centroamericanos, en su mayoría hondureños, comenzaron a llegar el viernes.

Jerez también indicó que más de 300 inmigrantes hondureños de los que habrían salido el día 13, regresaron hoy al país procedentes de México, con los que la cifra supera los 3.000 retornados, según las autoridades de Tegucigalpa.

“Hoy recibimos más de 300 hondureños procedentes directamente desde México y se espera que aumenten los retornos desde ese país y, por ende, las asistencias en los centros de Atención al Migrante Retornado (CAMR) en Omoa y Belén en San Pedro Sula” (norte), subrayó Jerez.

El parque del empobrecido Huixtla, en Chiapas, un estado fronterizo con Guatemala, así como su iglesia y la cancha de básquetbol se convirtieron en dormitorio comunal para unos 7.000 hondureños -según estimaciones de la ONU-, entre los que hay niños, mujeres embarazadas y ancianos que durmieron en su mayoría al ras del piso.

Aunque aún les esperan unos 3.000 km para llegar a la frontera con Estados Unidos, los migrantes se declaran contentos y dispuestos a alcanzar su objetivo.

Algunos evaden tramos de caminata montándose en tráileres, camionetas de carga de animales o motocicletas. Pero no todos logran mantener el paso.

Mientras tanto, el presidente de Estados Unidos Donald Trump recrudece su política antimigratoria. Ayer puso en alerta a sus patrullas fronterizas y a los militares ante esta “emergencia nacional”. “Parece que la policía y los militares de México son incapaces de detener la caravana que se dirige a la frontera sur de Estados Unidos. Criminales y personas de Medio Oriente no identificadas están mezclados”, se quejó.