Las fiscalía apeló la absolución de Evelyn, la quieren juzgar otra vez por homicidio

La fiscalía salvadoreña apeló el fallo que absolvió a Evelyn Hernández, la joven violada de 21 años, acusada de homicidio por la muerte de su bebé luego de sufrir un aborto espontáneo. Evelyn había sido absuelta y liberada recientemente, tras una fuerte presión de las organizaciones de mujeres que se movilizaron en varias oportunidades para denunciar el caso y pedir por su libertad. «Es una vergüenza que insistan en perseguirla sin pruebas», se quejó su abogada.

Sin embargo, la fiscalía presentó un «recurso de apelación al fallo absolutorio» ante el tribunal superior para volver a examinar la prueba de la responsabilidad penal contra Hernández «en el homicidio de su hijo», indicó la Fiscalía General en un comunicado.

El 19 de agosto, el juez José Jurado Martínez absolvió a la jóven de la muerte de su bebé, un caso por el cual la fiscalía había presentado cargos de homicidio agravado y pedido una condena de 40 años de prisión. La apelación fue presentada ante el mismo tribunal de sentencia que absolvió a Hernández para que éste lo traslade ante una cámara superior.

Una de las abogadas que defiende a Hernández, Bertha María Deleón, opinó que es una «vergüenza que insistan en perseguir penalmente a una mujer sin pruebas de que cometió delito».

El caso de Hernández se remonta al 6 de abril de 2016, cuando la joven tuvo un parto extrahospitalario. Luego, al llegar a un hospital de la oriental ciudad de Cojutepeque, fue detenida y acusada de homicidio agravado.

Un tribunal la condenó en 2017 a 30 años de cárcel, pero en febrero pasado, tras pasar casi tres años presa, la Corte Suprema ordenó su libertad y la apertura de un nuevo juicio con un tribunal diferente. En ese nuevo juicio fue absuelta de los cargos.

En El Salvador hay 16 mujeres encarceladas por abortos o pérdidas gestacionales, en algunas casos en contextos de emergencias obstétricas, bajo la drástica legislación que prohíbe la interrupción del embarazo en todas sus formas, incluida cuando peligra la vida de la madre.

El Código Penal salvadoreño, en su artículo 133, establece una pena de 2 a 8 años por aborto. Sin embargo, fiscales y jueces tipifican los casos de aborto, incluso los espontáneos, como homicidio agravado, un delito penado con 30 a 50 años de prisión.