Las elecciones en Bolivia deberán realizarse en los próximos 90 días

A tres días de la fecha prevista para las elecciones en Bolivia antes de la pandemia, la Cámara de Diputados instó al órgano electoral a fijar una fecha para que los comicios se realizan en los próximos 90 días. El Tribunal había planteado previamente llamar a las urnas entre el 28 de junio y el 27 de septiembre, pero la Cámara Baja ahora los obliga a que se realice antes de lo pautado. 

El proyecto de ley aprobado por la Cámara Baja, que antes de pasar al Tribunal debe ser refrendado por la Cámara Alta,  establece que las elecciones “se realicen en un plazo máximo de hasta 90 días calendario, computables a partir de la promulgación de la ley” por la autoproclamada presidenta interina Jeanine Áñez.

La sesión de los diputados duró ocho horas, previa presentación del presidente del organismo electoral, Salvador Romero, para exponer el proyecto de ley. Lo que no se sabe ahora es cómo continuará el proceso legislativo, si la Cámara de Senadores tendrá o no margen de seguir el trámite antes del domingo por el feriado del 1 de Mayo.

El MAS iba primero en las encuestas antes de que se retrasaran los comicios por la pandemia del coronavirus y antes de tratar el proyecto afloraron supuestas diferencias internas sobre la conveniencia o no de demorar más o menos la cita electoral, negadas luego por voces del partido como el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque. El propio Evo Morales acusó de presiones de parlamentarios afines al Gobierno interino para aplazar lo más posible los comicios.

Poco antes de la votación de los diputados, la presidenta interina del país, Jeanine Áñez, anunció que la cuarentena se extienden del 30 de abril al 10 de mayo, pero con posibilidad de ampliarla aún por más tiempo por regiones y municipios según evolucione la situación por Covid-19.

Bolivia tiene que elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores después de que se anularan las elecciones del pasado octubre, en las que Morales fue declarado vencedor, pero luego forzado a renunciar por el Ejército y la Policía en medio de denuncias de fraude formuladas por la oposición.