Las disidencias de las FARC confirmaron la muerte de Jesús Santrich

La “Segunda Marquetalia”, nombre de una de las disidencias de las FARC, confirmó este martes la muerte de Seuxis Paucias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich. El jefe guerrillero que apoyó al proceso de paz y pasó por el Congreso murió finalmente en la clandestinidad tras haber retomado la lucha armada.

“Informamos a Colombia y el mundo, con dolor en el corazón, la triste noticia de la muerte del comandante Jesús Santrich, integrante de la dirección de las Farc-EP, Segunda Marquetalia, en una emboscada ejecutada por comandos del Ejército de Colombia el 17 de mayo”, expresó el grupo en un comunicado que fue publicado en una página web.

La versión fue divulgada horas después de que el Gobierno colombiano asegurara que tenía “información de inteligencia” que señalaba que Santrich falleció en un enfrentamiento en Venezuela y que medios locales revelaran que habría muerto en un combate con la Guardia venezolana.

Según la información del que dice ser el grupo disidente, supuestos “comandos colombianos por orden directa del presidente Iván Duque” ingresaron a territorio venezolano donde ocurrió la presunta emboscada y atacaron “con fuego de fusilería y explosiones de granadas” la camioneta en la que viajaba Santrich.

De las FARC a la paz y de nuevo a la clandestinidad, quién fue Santrich 

Fue uno de los exjefes de las FARC más mediáticos por su insolencia y sarcasmo y por ser uno de los líderes del grupo que rompió su compromiso con la paz y volvió a las armas en 2019.

Santrich ganó protagonismo en las negociaciones de paz entre el Gobierno y las FARC, que culminaron con el acuerdo de noviembre de 2016, y por ser, junto a Luciano Marín, alias “Iván Márquez”, uno de los altos mandos que decidieron volver a la clandestinidad en una disidencia llamada “Segunda Marquetalia”.

Su nombre también ganó relevancia cuando fue detenido en abril de 2018 por la Fiscalía, acatando una petición de extradición del Departamento de Justicia de EE.UU. que lo acusa de narcotráfico luego de la firma del acuerdo de paz, pese a lo cual quedó libre en junio de 2019, tras lo cual asumió por pocas semanas un escaño en la Cámara de Representantes antes de volver a las armas.

En los diálogos de paz celebrados en La Habana hizo parte del equipo negociador de las FARC y se caracterizó por representar a la línea más dura e intransigente de la guerrilla.

Parcialmente ciego por un problema degenerativo, el síndrome de Leber, que afecta los nervios ópticos, Santrich siempre aparecía usando gafas negras y una Kufiyya (pañuelo palestino) sobre sus hombros.

A pesar de haber asumido un escaño en la Cámara de Representantes por el partido FARC, el 29 de junio de 2019 se escabulló de sus escoltas y su rastro se perdió hasta que dos meses después apareció en un video con Iván Márquez anunciando que abandonaban el acuerdo de paz para volver a la clandestinidad.

En esa declaración, Santrich criticó al Estado colombiano por haber “traicionado” lo pactado entre las FARC y el Gobierno y acusó al presidente Iván Duque de desconocer “que el acuerdo se firmó con el Estado”.