Las causas y los efectos del clima

El sureste de Brasil con las peores lluvias de su hstoria, Argentina con una ola de calor sin precedentes por su duración, son las evidencias de efectos climatológicos extremos con los que la región concluye el año. Pero ha habido también fuertes y prolongadas sequías, además de tornados, tormentas y deshielo de glaciares que azotaron a los países latinoamericanos.

Editorial – La Razón (Bolivia)
Todos estos casos no son más que consecuencias de un fenómeno cada vez más alarmante: el cambio climático. Y es que a medida que la Tierra se calienta, genera puntos de inflexión que aceleran el calentamiento de forma descontrolada. Por ejemplo, con las subidas de temperatura se derrite el hielo del océano Ártico, destruyendo el gigantesco “espejo blanco” que devuelve parte del calor hacia el espacio mediante su reflejo. Esto lleva a un mayor calentamiento del océano, que a su vez derrite más hielo, y así sucesivamente hacia una espiral desenfrenada. De allí que en 2013 las sequías, los tornados y tormentas hayan alcanzado niveles históricos.

Los científicos vienen advirtiendo durante años sobre este fenómeno y sus secuelas. En este sentido, sorprende que, a pesar de las contundentes evidencias de que el mundo realmente se está calentado, lo que genera catástrofes climáticas extremas, existan todavía gobiernos que prefieren postergar la lucha contra el calentamiento global en nombre del progreso, subsidiando por ejemplo los carburantes, en vez de proteger los bosques del planeta, que son los únicos que pueden contrarrestar la expansión de los gases de efecto invernadero. Y lo propio ocurre a nivel personal. Aún son muchas las personas que prefieren olvidar aportes tan sencillos como evitar chaqueos, cuidar el agua o apagar las luces y computadoras que no están siendo utilizadas.

Leer artículo completo aquí