Las alianzas para la segunda vuelta

Colombia

El Polo Democrático y la Unión Patriótica debatirán qué harán en el balotaje. Aída Avella, la ex candidata vicepresidencial de esa fuerza, que obtuvo el 15,23% de los votos, anticipó que el postulante del uribismo, Óscar Zuluaga, quiere la guerra. Aseguró que los amigos de la paz van a tener que reflexionar mucho sobre el camino a tomar. El domingo un 60% no votó.

Facebook Aída avella

Semana (Colombia)

Aunque en las elecciones del pasado 25 de mayo la izquierda perdió contra el uribismo, consiguió casi dos millones de votos, una de las cifras más altas que la izquierda colombiana ha logrado en su historia. Asímismo, el Partido Conservador, en cabeza de Marta Lucía Ramírez, tras obtener ocupar el tercer puesto en la votación, ahora decide a quién apoyará en la segunda vuelta del próximo 15 de junio.

Pero las sorpresas han venido de la oposición, luego de que hace poco más de una semana se conociera que el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, apoyaría la campaña reeleccionista del presidente candidato, Juan Manuel Santos. Este 26 de mayo no sólo se confirmó la decisión, sino que el burgomaestre puso a su disposición a su secretario de Integración Social, al secretario de Salud y al director de Idipron.

Sin embargo, este no ha sido el único movimiento en la izquierda. Aunque no hay una decisión oficial, Aída Avella, excandidata vicepresidencial por el Polo Democrático, expresó que su partido busca la paz y de volver el uribismo al poder, habría un retroceso en cuestión de Derechos Humanos. Semana.com habló con ella.

Semana.com: Usted se manifestó en contra de la alianza de Gustavo Petro con Juan Manuel Santos, pero ahora apoya a este último, al menos en el tema de la paz. ¿Qué cambió?

Aída Avella: En esa época había otras alternativas, fue un error (de Petro) y lo dije en su momento. Ahora es un escenario político diferente. Zuluaga busca la guerra, no solo la interna, sino con Venezuela, Nicaragua y Ecuador… con todo el mundo. Los falsos positivos fueron del gobierno de Uribe, también todos los dirigentes asesinados, acusaciones a las ONG de derechos humanos… Aquellos personajes que hicieron la guerra durante ocho años sembraron el terror.

Semana.com: Pero, a pesar de eso, (Álvaro) Uribe y (Óscar Iván) Zuluaga recibieron apoyo considerable en esta primera vuelta…

A. A.: No creo en ese apoyo; hay una gran franja que se ha abstenido porque está cansada de una política que no es una política decente, sino de peleas y guerra sucia. Hay que ver qué piensa la gente que no vota y por qué no vota. 

Semana.com: ¿Cree que esta alianza con Santos pueda alejar a los santistas de centro derecha, o incluso a algunos de la izquierda? 

A. A.: Creo que la gente es lo suficientemente madura para entender lo que pasa en Colombia y tiene claro el panorama político y que lo hacemos por la paz, no por intereses políticos. Quienes han gobernado este país en toda su historia son neoliberales y conservadores, con todos los apodos que se les quiera poner. Nuestro principal punto en la alianza con el Polo es la paz y apoyar los diálogos. Es la primera vez en la historia del país que una insurgencia armada se sienta con el Gobierno y llega a tres acuerdos.

En las elecciones quedan dos candidatos de los cuales uno es partidario de la guerra y eso queda más claro después de unas declaraciones sobre la suspensión de los diálogos (de paz en La Habana, Cuba) a partir del 7 de agosto. Para mí, eso es una declaración de guerra. En el artículo 22 de la Constitución, la paz es un derecho fundamental y los gobiernos tienen que actuar por la paz.

Semana.com: Usted dijo que “si llegan los que nos intentaron matar todo será peor”. ¿Cree que su seguridad corre riesgo si el uribismo vuelve a la presidencia?

A. A.: Claro. No queremos volver a esas oscuras épocas. Sería una verdadera pesadilla. Me produce mucho impacto escuchar al doctor Zuluaga hacer una declaratoria de guerra. Ni siquiera habla con el lenguaje de la semana pasada, sino con otro lenguaje. Los amigos de la paz vamos a tener que reflexionar mucho sobre qué camino tomar en los próximos días. La reunión de la UP y el Polo (Democrático) está convocada para el jueves en todos los departamentos, por tanto ese día se le comunicará una decisión al país.

Semana.com: ¿Entonces la violencia contra los dirigentes de izquierda ha disminuido? 

A. A.: Ha cambiado la situación, eso lo reconocemos, pero con Zuluaga retrocederíamos en Derechos Humanos. En los pocos crímenes contra la Unión Patriótica (UP) que se han juzgado se ha vinculado al Estado, sea por colaboración o acción directa. Siempre ha habido violencia contra nosotros y la impunidad es del 95 %.

Semana.com: ¿Cuán diferente es el escenario político del país que usted dejó del escenario con el que se encontró en estas elecciones?

A. A.: Es la primera vez en 18 años que participo en unas elecciones presidenciales. Es un escenario un poco enrarecido, un poco bochornoso, con cosas que no creo que en ningún país sucedan. Si violentan la seguridad de nosotros, mucho más lo harán con la de los ciudadanos de a pie; eso me parece de una gravedad infinita y es violatorio de la Constitución. Quienes hemos sufrido la guerra en carne viva queremos es la tolerancia, vivir en paz y dignamente. La justicia social debe acompañar a la paz.

 

Leer artículo aquí