Contra la desintegración

Latinaomérica
Nicolás Lantos

“No hay posibilidad de desarrollo sustentable para la Argentina sin integración regional y sin avance y profundización de esa integración regional”, señala el presidente pro témpore del Parlasur Jorge Taiana, quien además explica que depende de la consolidación y profundización del Mercosur. Su satisfacción por el nombramiento y los próximos desafíos.

 Nicolás Lantos- Página/12 (Argentina) 

“La única forma de resolver los problemas de la integración es con más integración”, propone Jorge Taiana, quien ayer asumió la presidencia pro témpore del Parlasur, que este año recae en la delegación argentina. Cabeza del primer grupo de legisladores regionales elegidos a través del voto directo en la historia, el ex canciller asegura que el bloque que encabeza, con mayoría de representantes del Frente para la Victoria, mantendrá “la postura y las convicciones demostrada durante los últimos años” por esa fuerza “respecto a la vigencia del Mercosur, la soberanía y una integración regional”, a pesar de que la política exterior del gobierno nacional encabezado por Mauricio Macri apunte hacia otro lado.

Taiana había sido elegido vicepresidente del Parlasur por mayoría absoluta del pleno del cuerpo, que integran delegaciones parlamentarias de la Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, en la última sesión del año pasado, que tuvo lugar el 14 de diciembre, en Montevideo, sede del organismo. Así, a partir de ayer, cuando la presidencia pro témpore del cuerpo, en su rotación anual, recayó en la delegación argentina, el ex ministro de Relaciones Exteriores quedó designado como presidente, en reemplazo del venezolano Saúl Ortega, que hizo lo propio durante 2015.

“Desde el punto de vista personal es una satisfacción porque durante muchos años me he dedicado a la integración, creo en la integración regional y poder contribuir a ella desde un lugar en el que se puede avanzar en la misma me parece muy gratificante”, le dijo a Página/12, respecto al desafío que tiene por delante. “Lo importante en esta etapa va más allá de las competencias institucionales del Parlasur y pasa por el rol político que pueda tener”, propone en su primera entrevista como titular de la Legislatura regional.

–¿Qué panorama encuentra en el Mercosur, que los últimos años parece haber tenido más reveses que victorias?

–Entiendo que la integración encuentra en un momento trascendente. No hay posibilidad de desarrollo sustentable para la Argentina sin integración regional y sin avance y profundización de esa integración regional. Y creo que la integración regional básicamente en el caso de Argentina pasa por la consolidación y profundización del Mercosur. Si queremos un desarrollo sustentable para Argentina necesitamos consolidar el Mercosur porque es nuestro espacio estratégico natural de acción. Y en ese espacio, en los últimos años, hemos tenido un amesetamiento, producto de muchas razones pero particularmente consecuencia de la crisis internacional de la economía y su repercusión en la región, más que nada en la economía principal del Mercosur, que es Brasil. Ante situaciones de dificultad económica una reacción natural de los países suele ser la retracción. Ante la crisis, los gobiernos y los actores políticos, económicos y sociales tienden a volverse hacia políticas más defensivas. Eso creo que es un error. La única forma de superar las dificultades que produce la crisis internacional es hacia adelante. Los problemas de la integración se superan solamente con más integración. Por eso la tarea a realizar en el Parlasur es importante.

–¿Qué objetivos se plantea como meta?

–Fortalecer el Parlamento del Mercosur, que se encuentra en un proceso de transición, donde por primera vez los diputados argentinos son elegidos por el pueblo, lo que implica un compromiso mayor y dedicación exclusiva. Eso también da la posibilidad de diálogo directo de los legisladores con todas las provincias, lo que va a garantizar una representación muy federal. Lo importante es dinamizar el funcionamiento no solo del Parlasur sino de todas las relaciones en la región. Muchas veces nos quedamos en nuestro propio país y se nos aleja la visión de que vivimos en un mundo de cambio y solo la profundización de la integración regional basada en el Mercosur nos garantiza la posibilidad de alcanzar un estado en el que todos los países de Sudamérica puedan ir hacia un desarrollo sustentable con inclusión social.

–¿Qué rol piensa darle a esta herramienta?

–El Parlasur tiene un rol especial en este proceso. Si bien sus competencias están claramente definidas, y tiene que ver con un rol de asesorar, de acompañar a los gobiernos, eso es la parte formal. Lo importante en esta etapa va más allá y pasa por el rol político que pueda tener. Y ahí lo esencial es poner en el centro de la agenda temas vinculados a la integración en base a las prioridades de cada país. En temas económicos, podemos realizar gestiones para fortalecer la integración productiva, mediando entre productores, importadores y gobiernos. Otro punto que podemos encarar también tiene que ver con cuestiones que tienen componentes regionales y transfronterizos, como la trata de personas. Nosotros podemos ayudar a visibilizar esos problemas y a que los gobiernos tomen acciones conjuntas en esos asuntos.

–¿Qué temas planteará en ese sentido desde la agenda argentina?

–Un punto central será mantener en la agenda del bloque los asuntos que tienen que ver con el rol de los capitales especulativos financieros y cómo están operando los fondos buitre en la región. En la última sesión el parlamento aprobó una resolución en la que se apoya que todos los estados miembros adopten como legislación interna los nuevos principios que por iniciativa argentina se aprobaron en Naciones Unidas sobre deuda soberana. También vamos a darle mucha importancia a Malvinas y la defensa de la soberanía.

–¿Cómo será la relación de la delegación argentina en el Parlasur con el gobierno nacional, que en sus primeras acciones de gobierno manifestó una visión sobre la política exterior muy diferente a la de los últimos años?

–La delegación argentina en el Parlasur tiene un bloque mayoritario que es el del Frente para la Victoria. Nosotros vamos a mantener la postura y las convicciones que venimos demostrando durante los últimos años respecto a la vigencia del Mercosur, la soberanía y una integración regional que amplíe las posibilidades de desarrollo de todos los países. Veremos qué posición toma el gobierno argentino, que tiene su propia representación diplomática y sus propias herramientas ante el Mercosur, a través de la Cancillería.

Leer el artículo aquí