Lacalle Pou ajustó la ciencia y la tecnología por decreto: “No podemos permitirlo”, respondieron investigadores

Científicos de todo Uruguay emitieron una dura carta contra el presidente Luis Lacalle Pou para rechazar su proyecto de ajuste en la ciencia. “Es momento de fortalecerla, no de debilitarla”, subrayaron en medio de la pandemia del coronavirus. A principios de mayo, el gobierno emitió un decreto que recorta hasta en un 15 por ciento el apoyo financiero a las instituciones científicas del país. Hasta su propio ministro de Salud, Daniel Salinas, le pidió al mandatario en una conferencia que mejore el presupuesto para los investigadores. 

La Universidad de la República, el Consejo Nacional de Innovación, Ciencia y Tecnología, y la Academia Nacional de Ciencias, advirtieron en un comunicado que en Uruguay la ciencia se financia fundamentalmente con fondos públicos. Destacaron además que la emergencia sanitaria evidenció la relevancia de construir ciencia en el país ‘para desarrollar soluciones acordes a nuestra realidad económica y cultural’.

«Fue posible afrontar esta crisis sanitaria con la calidad científica y académica que han demostrado nuestros investigadores y profesionales, solo porque hemos construido estas capacidades a lo largo del tiempo con esfuerzos sostenidos en la formación y consolidación de equipos de investigadores e infraestructuras adecuadas», agregan. Y sentencian: «No podemos permitirnos erosionar estas capacidades que tardan años en crearse, pero pueden ser destruidas rápidamente».

Los científicos se erigen contra el decreto 90/2020 de Lacalle Pou, que recortó en un 15 por ciento el gasto público destinado a la ciencia. En ese momento, la inversión del Estado en ciencia y tecnología ya era de por si baja: apenas un 0,34 % del PBI. Por eso, los científicos reclamaron que una mayor reducción presupuestal tendría un gran impacto para el desarrollo. 

En principio, el presidente había incluido dentro de las instituciones achicadas al Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (Pedeciba), una pieza clave para la formación de los futuros investigadores. «El objetivo de nuestro programa es crear y mantener una plataforma científica capaz de apoyar el desarrollo de las ciencias básicas y el desarrollo tecnológico, así como también de sustentar la formación de profesionales de alto nivel en las diversas disciplinas científico-técnicas», habían indicado los estudiantes en otra carta. Fue tal el rechazo que generó la medida que el gobierno finalmente tuvo que dar marcha atrás, pero sólo lo hizo con el presupuesto destinado al Pedeciba. 

Qué dice la carta de los investigadores

Por eso, el resto de las instituciones tuvieron que volver a resaltar la importancia de la ciencia para enfrentar la pandemia. En duna declaración conjunta del Conycyt, la Anciu y la Universidad de la República, afirmaron que ‘es con más ciencia, y no con menos, que consolidamos el desarrollo del país y enfrentamos las situaciones críticas’, como las de la actual pandemia de la Covid-19.

“La emergencia sanitaria ha puesto en evidencia la relevancia de construir ciencia en el país, fuertemente vinculada a redes internacionales, como sostén de soberanía y autonomía en las decisiones, para desarrollar soluciones a medida y cercanas, en los tiempos requeridos y acordes a nuestra realidad económica y cultural”, agrega la proclama.

Los científicos identificaron que el sector es sumamente importante para la comprensión de las particularidades de los virus que afectan la sociedad, la generación de técnicas de diagnóstico, el diseño, la fabricación de equipamiento (ventiladores, kits de diagnóstico, entre otros) e insumos, por ejemplo. Indicaron que eso se logra como “fruto de una combinación virtuosa entre todas las áreas de la ciencia, incluyendo la ciencia básica y la aplicada, comprometida y de alta calidad e ingenio en condiciones de escasez de recursos».

Además, señalan que esta coyuntura deja en evidencia que no se debe “recortar el apoyo financiero a las instituciones que hacen ciencia, como surge del Decreto 90/020”. “No cabe hacerlo en esta coyuntura y no nos lo podemos permitir como apuesta del país. No podemos debilitar un sector que ya tiene una inversión por debajo de la media de América Latina”, señala el texto.

Por último, el comunicado indica que en el contexto actual de la emergencia sanitaria por el coronavirus “la ciencia ha demostrado ser un pilar fundamental para enfrentar una crisis inesperada y desafiante”.

“La ciencia es necesaria para nuestro desarrollo como país. Es por estos motivos que solicitamos que no se erosionen las capacidades que con tanto esfuerzo se han construido; que no se recorten los apoyos a los organismos de investigación, ciencia y tecnología. Es con más ciencia, y no con menos, que consolidamos el desarrollo del país y enfrentamos las situaciones críticas”, explican las instituciones mencionadas.

El ministro de salud, en contra de la medida

Días después de que Lacalle aplicara el decreto, su ministro de Salud, Daniel Salinas, le reclamó en una conferencia que reconozca el trabajo que están haciendo los científicos uruguayos. “Por momentos me indigna el tema”, subrayó.

Salinas hizo un pedido público al presidente Luis Lacalle Pou para que mantenga o incluso aumente el presupuesto destinado a la investigación científica.