La vacuna china contra el coronavirus llegó a Perú para comenzar las pruebas

La potencial vacuna contra la Covid-19, desarrollada por el laboratorio chino Sinopharm, ya está en territorio peruano para iniciar los ensayos clínicos.  En esta fase de prueba se inyectará a 6.000 voluntarios a partir del próximo martes 8 de septiembre, fecha conocida como la “marcha blanca” en el país. Se estima que el experimento podría acabar en diciembre.

La vacuna de Sinopharm será la primera en ser probada de manera masiva en Perú, el primer país del mundo en mortalidad al acumular más de 29.000 fallecidos, con 89 decesos por cada 100.000 habitantes. También es el quinto a nivel global en casos confirmados al acumular más de 657.000 contagios, lo que supone que oficialmente el 2% de la población del país ya contrajo el virus SARS-CoV-2.

Las primeras dosis de la vacuna llegaron al aeropuerto internacional Jorge Chavez, de Lima, junto a una delegación de científicos de esta compañía dependiente de la estatal China National Biotec Group.

Ellos acompañarán el desarrollo del ensayo que conducirá la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), la más antigua de América, quienes ya cubrieron los primeros 3.000 cupos de voluntarios. Los reclutadores peruanos recibieron más de 9.000 solicitudes de voluntarios en los últimos días.

“El embajador y el pueblo chino han estado con nosotros desde el inicio, porque solamente estando juntos vamos a poder resistir, y juntos también en investigación”, señaló la ministra de Salud Pilar Mazzetti en el aeropuerto internacional Jorge Chávez.

Por su parte, el canciller Mario López aseguró que el acceso a la vacuna es un “objetivo nacional”. Por eso el Estado peruano negoció con varias empresas la realización de estudios clínicos en su territorio, con el objetivo de acceder a estas vacunas gratis o a un precio especial.

El presidente peruano, Martín Vizcarra, había anunciado a mediados de agosto que su gobierno estaba gestionando la participación en ensayos clínicos de laboratorios de China, Reino Unido, Estados Unidos y Alemania, que se encuentran en la fase 3 de la vacuna (etapa en que se prueban en seres humanos). 

Puntualmente, la vacuna desarrollada por Sinopharm se aplicará en dos dosis y tendrá un precio ligeramente por debajo de los 1.000 yuanes (144 dólares), de acuerdo con el presidente de China National Biotec Group.

Cómo serán las pruebas 

Según los investigadores peruanos a cargo de los ensayos clínicos, se inocularán de manera aleatoria dos cepas del virus y un placebo a los voluntarios. La aplicación de la vacuna será una inyección intramuscular, en el brazo.

Los participantes serán divididos en tres grupos de 2.000 personas. Uno recibirá la cepa de Wuhan, otro la de Pekín y el tercero, un placebo, según los investigadores. 

El rector de la Universidad de San Marcos, Orestes Cachay, dijo hace una semana que “el equipo técnico de China lo integran 38 personas, quienes van a implementar la parte operativa” del proyecto.