La región más verde del mundo

Latinoamérica 
 Fila 

El Banco Interamericano de Desarrolló señaló que América Latina es un continente que se diferencia del resto en materia de energía renovable. El 60 por ciento de lo que se consume se genera a partir de este tipo de generación alternativa. Se trata de un logro importante, pero aún hay severos problemas en el acceso a la luz eléctrica para 30 millones de ciudadanos.

Redacción- Fila 

Latinoamérica es la región más verde del mundo en lo que a generación de electricidad se refiere, ya que el 60 % de la energía eléctrica que se consume proviene de fuentes renovables, principalmente hidráulicas, coincidieron varios expertos en un foro celebrado en Panamá.

“En Latinoamérica el 60 % de la electricidad se genera a través de energías renovables, es la tasa más alta a nivel mundial (….) Por eso se le puede considerar la región más verde del mundo”, indicó el jefe de la División de Energía del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ariel Yépez.

Este “logro” latinoamericano dista mucho de la media mundial, que “no supera el 25 % “, aclaró Yépez durante la inauguración de la I Semana de la Energía Sostenible que se celebra desde hoy y hasta el jueves en la capital panameña.

La generación de electricidad a través de energías verdes en América Latina y el Caribe ha sido posible, según el ejecutivo, gracias a la “disponibilidad de recursos” y a que países como Brasil, Perú, Colombia y Venezuela “están aprovechando su potencial hidráulico”.

También ha contribuido a este hecho que “los costos de las tecnologías para desarrollar energías renovables se han venido reduciendo respecto de las otras opciones y eso las hace más atractivas como opciones reales”, explicó Yépez.

“La energía renovable es algo bueno para la región en la medida que diversifica sus matrices energéticas y reduce la vulnerabilidad de los países a la volatilidad de los precios del petróleo”, añadió el ejecutivo del banco multilateral.

El único problema que presentan las energías verdes es que obedecen a las condiciones meteorológicas, por eso es necesario desarrollar distintos tipos y no depender de una sola fuente: “Hay una alta correlación entre años de sequía con una mayor capacidad de generación eólica”, indicó el experto.

” El único problema que presentan las energías verdes es que obedecen a las condiciones meteorológicas, por eso es necesario desarrollar distintos tipos y no depender de una sola fuente: “Hay una alta correlación entre años de sequía con una mayor capacidad de generación eólica”, indicó el experto “

Según la iniciativa de la ONU que se conoce con el nombre de Energía Sostenible para Todos (SE4ALL, en inglés), la demanda de energía eléctrica en la región va a crecer un 91 % en 2040 debido a la industrialización y a la irrupción de las clases medias.

Si la región quiere seguir liderando el podium verde, “vamos a tener que empezar a pensar diferente a diseñar mejor nuestros edificios para que sean más eficientes y a repensar nuestra red de transporte”, alertó la directora ejecutiva SE4ALL, Jane Ebinger.

El transporte y el consumo de gasolina también forman parte de la matriz energética de un país, por eso, añadió Ebinger, “hay que diseñar mejor las ciudades para que los ciudadanos no tengan que viajar tanto y mejorar el transporte público”.

El acceso universal a una energía asequible, segura, sostenible y moderna en el año 2030 es uno de los 17 objetivos de desarrollo sostenible que los países suscribieron en la pasada Cumbre de París para combatir los efectos negativos del cambio climático.

Treinta millones de latinoamericanos carecen de luz eléctrica Esa cifra representa un 4% de la población, que vive sin electricidad en la región. Unos treinta millones de personas que viven en América Latina y el Caribe no tienen luz eléctrica, en una región donde se utiliza la mayor cantidad de energía renovable del mundo para generar electricidad, afirmaron expertos este martes en Panamá.

” Treinta millones de latinoamericanos carecen de luz eléctrica Esa cifra representa un 4% de la población, que vive sin electricidad en la región. Unos treinta millones de personas que viven en América Latina y el Caribe no tienen luz eléctrica, en una región donde se utiliza la mayor cantidad de energía renovable del mundo para generar electricidad “

En la región latinoamericana hay “30 millones de personas que aún no accesaron a la energía” eléctrica, afirmó Fernando César Ferreira, secretario Ejecutivo de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade). Esa cifra representa un 4% de la población, que vive sin electricidad en la región. Las declaraciones de Ferreira fueron formuladas en Panamá, durante la apertura de un foro de cuatro días organizado por OLADE, que reunió en el país centroamericano a funcionarios, expertos y miembros de organismos internacionales para tratar sobre energía en el continente.

De acuerdo con Ferreira, la falta de acceso a la electricidad que padecen esos 30 millones de personas se debe principalmente a la falta de infraestructuras en sus países, y no al costo de la energía. Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el 75% de las personas que no tienen acceso a la electricidad se concentran en siete países: Haití (7,5 millones), Perú (3 millones), Argentina (2,1 millones), Bolivia (1,8 millones), Brasil y Colombia (1,7 millones cada uno) y Guatemala (1,6 millones).

Por el contrario Bahamas, Barbados, Brasil, Costa Rica, Uruguay, Paraguay y Venezuela han alcanzado el acceso por encima del 99%, según ese documento. Además, según el BID, el promedio de electrificación urbana en América Latina es del 99%, mientras que la cobertura rural es de 82%. Sin embargo, los expertos afirman que la región de América Latina y el Caribe es la que más utiliza energías renovables en el mundo, para producir electricidad. “En Latinoamérica el 60% de la electricidad es generada por energías renovables, es la más alta tasa a nivel mundial”, dijo Ariel Yépez, jefe de la división de Energía del BID.

“Los retos generales son que los países (latinoamericanos) tengan matrices de energía más limpias”, pero “este esfuerzo debe ser conjunto con los países, organizaciones e instituciones porque no tenemos recursos abundantes”, añadió Ferreira. Según el BID, en la región todavía hay 87 millones de personas que cocinan con combustibles tradicionales como la madera y el carbón.

Leer el artículo aquí