“La PSU segrega”, los estudiantes chilenos suspendieron las pruebas de ingreso universitario

Entre lunes y martes se multiplicaron las manifestaciones e intervenciones de estudiantes contra la Prueba de Selección Universitaria que restringe el acceso a las universidades. Al menos 64 boicots se replicaron en las sedes al grito de “No más PSU”, obligando a las autoridades de educación a suspender temporalmente los exámenes de admisión en las instituciones.

“Somos los hijos de los trabajadores que no han podido ingresar a la educación superior”, resaltaron ayer los representantes de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), al llamar a “boicotear” el proceso de selección del examen. Para los alumnos, la prueba perpetúa los problemas de segregación de la educación chilena.

Grupos de estudiantes volvieron a protestar el martes en las afueras de varios colegios, evitando el ingreso de estudiantes inscritos para realizar el examen.

En 64 de los más de 700 locales habilitados las pruebas fueron suspendidas temporalmente, pero luego la medida se hizo extensiva a todos los institutos por una filtración masiva de respuestas de la evaluación de historia.

“Pudieron suspender la PSU antes pero no quisieron, la prepotencia de ponernos la pata encima para proteger sus intereses y el mercado ya no la aguantamos más. #ChileDesperto y con la fuerza del pueblo seguiremos cambiando la historia”, publicaron al poco tiempo en el Twitter de ACES para celebrar la noticia.

La PSU estaba programada para noviembre del año pasado, pero fue pospuesta en dos ocasiones debido a las manifestaciones sociales que estallaron en Chile a fines de octubre y que dejaron 29 muertos. Justamente, la principal bandera que levantaron los estudiantes al principio del estallido social tenía que ver con la igualdad de oportunidades para todos.

El lunes las protestas de estudiantes impidieron que el examen se realizara en 86 establecimientos, afectando a unos 42.000 estudiantes, el equivalente a un 14% del total de inscritos, según las autoridades.

Seguiremos en la calle contra la educación de mercado y luchando por un país donde pobres e hijxs de trabajadores puedan estudiar sin competencia sin segregación”, completó la organización en su cuenta de Twitter.

Qué es la PSU y por qué se oponen los estudiantes

La PSU, un examen por partes que evalúa los conocimientos en matemática, historia, lenguaje y ciencias. La prueba estandarizada mide habilidades y el conocimiento acumulado en los últimos cuatro años de la secundaria y se consideran también las calificaciones escolares.

Durante años, quienes obtienen los mayores puntajes de la PSU provienen de colegios privados, donde estudia el 8% de los estudiantes. Son ellos los que logran entrar mayoritariamente a las universidades más codiciadas.

La desigualdad en el acceso a la educación, la salud, las pensiones y otros beneficios sociales han estado en el centro del estallido social de los últimos meses.