La Policía de Brasil encontró la embarcación de Phillips y Pereira

La Policía Federal de Brasil confirmó el hallazgo de la embarcación en la que viajaban el periodista Dom Phillips y el indigenista brasileño Bruno Pereira asesinados en la región del Valle del Yavarí, en la Amazonia, según confesaron los principales sospechosos.

La embarcación fue encontrada el domingo a unos 20 metros de la orilla del río Itacoaí y será sometida a exámenes forenses en los próximos días.

Según fuentes policiales, el motor y el amarre fueron atados a la embarcación junto con cuatro tambores, con la intención de hundirla. “Las investigaciones continúan para esclarecer todas las circunstancias, los motivos y las personas implicadas en el caso”, aseguró la Policía Federal en un comunicado.

El miércoles pasado, las autoridades encontraron los cuerpos del periodista y del indigenista la zona del Valle de Yavarí, un área conocida por ser una de las más inaccesibles de la región, escenario de una de las mayores rutas de circulación de la cocaína que llega desde Perú, con destino a Europa, y de otras materias primas, como madera y oro extraídos ilegalmente.

El hallazgo se produjo luego de la confesión de Amarildo da Costa Oliveira, alias ‘Pelado’, quien reveló a la Policía Federal el lugar en el que había enterrado los cuerpos, además de esconder la embarcación en la que viajaban, por lo que las fuerzas de seguridad brasileñas hicieron una reconstrucción de la ruta.

La policía dijo que Costa Oliveira y su hermano, ambos pescadores, confesaron haber matado a Phillips y Pereira luego de una discusión que mantuvieron por la pesca ilegal.

Un testigo clave afirmó que vio a Oliveira cargar una escopeta y hacer un cinturón de municiones poco después de que Phillips y Pereira salieran de la comunidad de Sao Rafael para Atalaia do Norte, en la mañana en la que fueron vistos por última vez.

Oliveira es conocido en Brasil por sus antecedentes de amenazas y coacciones a los pueblos indígenas. El caso de la desaparición del periodista y el indigenista se prolongaba desde el pasado 5 de junio, cuando fueron vistos por última vez en la comunidad de Sao Rafael, dentro de las tierras indígenas del Valle del Yavarí.