La persecución de Bolsonaro llegó a la pantalla grande

El Festival de Cannes premió una película brasileña que en tono de fábula representa una dura crítica sobre la situación que atraviesa Brasil en la era de Jair Bolsonaro. El film Bacurau aborda “la violencia y el abandono de la educación y la cultura”. Al recibir el premio, los directores Kleber Mendonca Filho y Juliano Dornelles denunciaron la persecución que lleva adelante el presidente ultraderechista contra los intelectuales. Mirá el tráiler.

«Estamos enfrentando una especie de persecución a los artistas, a los educadores y a los científicos cuando la educación y la cultura son y siempre serán prioridades del país», enfatizó Dornelles. «El premio es una respuesta irónica a aquellos que creen que lo que nosotros hacemos no es necesario», insistió el director.

Mendonca Filho, que también dirigió hace tres años la premiada «Aquarius», protagonizada por Sonia Braga, sostuvo: «estamos viviendo el desmonte de Brasil». «Este film abre un debate sobre la realidad brasileña y me intriga pensar cómo va a reaccionar el público en Brasil en agosto cuando se estrene «, agregó.

La película premiada está ambientada en una aldea pobre del nordeste brasileño, llamada Bacurau, en la que los pobladores se rebelan contra un grupo de asesinos extranjeros. La historia mezcla fantasía y realidad con crítica social. Los realizadores anticiparon que invitarán a Bolsonaro al estreno aunque anticiparon que posiblemente no sea de su agrado.

Los directores recibieron el premio en el escenario del Gran Teatro Lumire y se lo dedicaron «a todos los trabajadores brasileños de la ciencia, la educación y la cultura». «Somos los embajadores de la cultura en Brasil», cerró Mendona Filho.