La OPS indicó que solo el 18% de la población de Latinoamérica está vacunada

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió que se donen “urgentemente” más vacunas a Latinoamérica y el Caribe, donde los contagios por covid-19 siguen aumentando y apenas el 18 % de la población está completamente vacunada.

La directora del organismo, Carissa Etienne, lamentó durante una conferencia de prensa que el continente haya superado recientemente los 2 millones de fallecimientos por covid-19, lo que “equivale aproximadamente a la población de Houston” (Texas, EE.UU.).

“Mientras que algunos países inmunizaron a la mitad de su población o más, en Latinoamérica y el Caribe solo el 18 % de la población está protegida” con la pauta completa de vacunación, advirtió Etienne.

“Necesitamos más vacunas, mediante donaciones o compras directas para nuestros países, y las necesitamos ahora”, exhortó.

Recordó que América es ahora la región del mundo con mayor incidencia de la covid-19, con alrededor de 20.000 muertes y 1,2 millones de contagiados en la última semana, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los desafíos que impone la variante delta

La variante delta del coronavirus, la más contagiosa registrada hasta ahora, se detectó hasta ahora en 22 países de las Américas, incluidos 10 del Caribe.

“Estamos viendo transmisión comunitaria de la variante delta en Ecuador, México y Estados Unidos”, advirtió Ettiene, quien aseguró que el continente “no puede permitirse bajar la guardia” ante ese fenómeno.

La OMS pide que las potencias no den una tercera dosis 

La OPS celebró además el reciente pedido de la OMS para que se retrase globalmente la aplicación de la tercera dosis de las vacunas para que haya vacunas suficientes para inmunizar a al menos el 10 % de la población de cada país.

El director adjunto de la OPS, Jarbas Barbosa, consideró “importante” que se donen las vacunas primero a los países con menos población inmunizada.

Barbosa opinó que si los países más desarrollados usan su excedente de vacunas para otorgar una protección adicional a los ya inmunizados, en lugar de donarlas, no solo se generaría una “situación muy complicada” en cuanto al combate global a la pandemia, sino también en términos “morales y éticos”