Una ópera de política y poder financiero

Chile 

El sociólogo Alberto Mayol presenta una ópera que aborda la relación entre la política, el dinero y el capital financiero. Si bien se trata de una ficción, el autor incluye figuras de la política internacional y nacional. Ángela Merkel, Barack Obama y Vladimir Putín son algunos de los protagonistas que interactúan en la obra. El autor considera que a través del género se puede interpretar una época.

Alberto Mayol, sociólogo- Foto: laprensaaustral

Marco Fajardo- El Mostrador (Chile) 

Una ópera que aborda el tema de la política y el dinero escriben actualmente el sociólogo de la Universidad de Santiago, Alberto Mayol y el premiado compositor Miguel Farías, donde personajes como la líder alemana Angel Merkel, el Papa Francisco, el financista Carlos Alberto Délano, el hijo presidencial Sebastián Dávalos y el consultor Enrique Correa interactúan con los casos Penta y Caval como telón de fondo.

“Maquiavelo encadenado” es una ópera política basada en la unión de un conjunto de secuencias sobre la situación contemporánea en Chile y el mundo, según Mayol. “Se trata de varias piezas más breves, que pueden funcionar de modo autónomo o conjunto, con elementos musicales de unidad y una tesis central en el libreto”, explica.

La ópera está compuesta de dos conjuntos de lo que los autores han llamado “óperas de bolsillo” ensambladas en una gran ópera a manera de fragmentos móviles, casi como un lego musical, en sus palabras. Uno de estos conjuntos trata de temas chilenos mientras que el otro tiene como foco la política internacional.

” ‘Maquiavelo encadenado’ es una ópera política basada en la unión de un conjunto de secuencias sobre la situación contemporánea en Chile y el mundo, según Mayol. ‘Se trata de varias piezas más breves, que pueden funcionar de modo autónomo o conjunto, con elementos musicales de unidad y una tesis central en el libreto’, explica “

“La ópera tiene como tesis central una política encadenada por el dinero, a nivel mundial”, señala Mayol. “Pero dividimos la ópera en dos, los casos chilenos y los internacionales. La idea es ir reflejando ese tema a partir de casos emblemáticos de la política. Ha sido un trabajo de buscar escenas significativas y, al tiempo, ver si se puede construir un libreto que sitúe esos casos en una escena operática adecuada, con todas las limitaciones que supone y las oportunidades que ofrece”.

Moreira y Dávalos en los topless

En la versión para Chile, las escenas abordarán varias aristas de los escándalos políticos vistos en el último tiempo, relacionados a los casos Penta y Caval.

Allí, entre otros, se verá el juicio a los financistas Délano y Carlos Eugenio Lavín en forma de partido de fútbol entre los ricos y los pobres; una proyección al futuro donde el senador pinochetista Iván Moreira ha vuelto a animar en un topples y trabaja allí con el hijo presidencial socialista Sebastián Dávalos, quien oficia de guardia de seguridad; y un monólogo del ex MAPU Enrique Correa en un pasillo donde reivindica al poder como el único dios sobre la tierra, entre otros.

Dos textos destacan desde la perspectiva de la ópera dramática: la reunión de la élite donde se discute cómo frenar al fiscal Carlos Gajardo, actualmente en el centro del huracán por sus investigaciones del tema, y la escena en que la presidenta Michelle Bachelet ha traicionado a su ex protegido y ex ministro del Interior Rodrigo Peñailillo en busca de un acuerdo que calme la situación, un arreglo que no fructifica, arribándose a un final trágico donde los fantasmas de la dictadura y el fallecido político demócrata cristiano Edgardo Boeninger aparecen para criticar la ausencia de acuerdos.

” Para la versión internacional se ha trabajado un diálogo entre el líder cubano Fidel Castro y el papa Francisco, una conversación entre los presidentes Vladimir Putin de Rusia y Barack Obama de Estados Unidos, una reunión en Naciones Unidas que termina con cada representante explicitando que además de representar un país representa un banco “

Para la versión internacional se ha trabajado un diálogo entre el líder cubano Fidel Castro y el papa Francisco, una conversación entre los presidentes Vladimir Putin de Rusia y Barack Obama de Estados Unidos, una reunión en Naciones Unidas que termina con cada representante explicitando que además de representar un país representa un banco, además de la pieza sobre la canciller alemana Angela Merkel.

“En resumen, la obra tiene como tesis central el debilitamiento de la política frente a la economía, reflejado en la idea de un Maquiavelo que ha sido encadenado cual Prometeo”, sintetiza Mayol.

Para Chile y el mundo

La obra, en su versión nacional e internacional, podrá ser vista tanto en Chile como el exterior.

Para Chile, los autores también tienen acuerdo para montar una versión reducida de la obra en la feria de arte Ch.ACO de este año, donde se verá una ópera de bolsillo sobre Angela Merkel y otra pieza basada en la política chilena, siendo probable que se trate en el juicio a los financistas Délano y Lavín, ambos procesados por el Caso Penta.

Un montaje asociado a este proyecto también se realizará a fines de este año en España, con un monólogo basado en Angela Merkel (“La seducción de Merkel”).

” Para el sociólogo, la ópera ha sido siempre un género con fuerte relevancia para generar interpretaciones de época. ‘Gran parte de la ópera más clásica es nacionalista y marca una época’, dice “

Asimismo, para el próximo año está planificado el montaje de la obra en su versión para Chile, cuyo subtítulo es “Y las desventuras de la señora”. Para este están avanzadas las conversaciones con la Universidad Alberto Hurtado, “quienes últimamente han hecho un gran trabajo promoviendo la ópera nacional y se interesaron en este proyecto”, según Mayol.

La ópera como retrato de época

El trabajo conjunto de Mayol y Farías surgió de forma casi fortuita. “Había visto obras de Miguel Farías. Por su parte, Miguel había leído libros míos. A ambos nos interesaba la obra del otro. Y teníamos amigos en común que terminaron por presentarnos”, cuenta el sociólogo.

“Se presentó el momento en que tuve como proyecto personal el encargar varios diálogos con políticos reales como personajes, para hacer una serie de mini óperas”, complementa Farías. “Esto quería encargárselo a varias personas, entre ellas, le pedí una a Alberto. Luego de recibir el suyo, decidí el pedirle que realizara la serie completa y aceptó”.

Para el sociólogo, la ópera ha sido siempre un género con fuerte relevancia para generar interpretaciones de época. “Gran parte de la ópera más clásica es nacionalista y marca una época”, dice. “Por tanto, es un formato excelente”.

A Farías, el tema de la corrupción política le “produce algo muy parecido seguramente a lo que le produce al común de la gente que no forma parte de las élites y que se siente indefensa ante los cambios e influencias que pueden provocar estos actos de corrupción en nuestro país”, según afirma.

A la hora de componer esta ópera, para este compositor la obra ha sido un desafío. “Pero al mismo tiempo lo más entretenido y que forma parte principal de mis intereses es trabajar con temáticas y figuras reales y actuales, además de con cosas que están pasando en tiempo real”, dice.

 

Leer el artículo aquí