La ONU y la CIDH repudiaron el estado de excepción que decretó Moreno

Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresaron hoy su preocupación por la grave situación que vive Ecuador y condenaron “el uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía” en las protestas contra las medidas de Lenín Moreno. El comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU calificó como un “plan de ajuste estructural” al «paquetazo».

El relator para Ecuador del Comité, Mikel Mancisidor, cuestionó que «la situación en Ecuador sea tan extrema como para amenazar la integridad del Estado», rechazando «que los derechos a la libertad de asociación, asamblea y movimiento hayan sido suspendidos«. 

La CIDH, por su parte, repudió el «uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía, como evidencian imágenes de represión a las protestas sociales». «Seguimos con preocupación la situación de un centenar de detenidos en todo el país, por lo menos 19 heridos y 20 periodistas agredidos», indicó el organismo vía Twitter.

Las manifestaciones se desataron en contra del último paquete de reformas económicas impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que plantea la eliminación de las ayudas al consumo de combustible y la liberalización de precios.

El Comité de la ONU, que supervisa el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, también atribuyó el «paquetazo» al acuerdo con el FMI, y sostuvo que «lo que el gobierno llama ‘Plan Prosperidad’ es en realidad un plan de ajuste estructural».

La Cruz Roja ecuatoriana también acudió a esa red social para denunciar «agresiones» contra «el personal humanitario que brindaba atención pre hospitalaria en las ambulancias«, citó la agencia de noticias Europa Press.

Moreno decretó ayer el estado de excepción en todo el país, justificando que lo hizo «para garantizar el orden, la tranquilidad y la seguridad frente al caos generado por la ola de protestas».