La ONU denunció “graves violaciones a los DDHH” en Bolivia

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Acnudh) informó que pudo documentar varios hechos de violencia en las recientes protestas en Bolivia que “podrían constituir graves violaciones de derechos humanos”. Esos hechos ocurrieron principalmente en Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto), advirtió el Acnudh en un comunicado publicado hoy en Santiago, Chile.

El comunicado es consecuencia del trabajo que una misión del Acnudh lleva a cabo en Bolivia desde hace tres semanas, en relación con las protestas ocurridas tras las elecciones del 20 de octubre.

El 15 de noviembre, en Sacaba, a unos 350 kilómetros al sudeste de La Paz, hubo una fuerte represión que dejó al menos nueve muertos, según la Defensoría del Pueblo boliviana. Muchos de ellos fueron manifestantes cocaleros que intentaban entrar en la ciudad.

En Senkata, un barrio de El Alto -ciudad aledaña a La Paz-, la represión contra manifestantes que bloqueaban la salida de combustibles de una refinería con el objeto de desabastecer la capital provocó al menos 10 muertos.

Las protestas iniciadas en la noche del 20 de octubre, y multiplicadas después del 10 de noviembre -tras la renuncia forzada de Evo Morales a la presidencia- dejaron por lo menos 33 muertos y más de 800 heridos, según la Defensoría del Pueblo.