La OEA pide que haya segunda vuelta en Bolivia

El director de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), Gerardo de Icaza, sostuvo que varios de los principios de “transparencia” en el conteo de votos en Bolivia “han sido vulnerados por distintas causas”, y consideró que sería “mejor opción” optar por un balotaje. Esta mañana, el presidente Evo Morales denunció un “golpe de estado” por parte de la derecha y la política internacional y llamó a defender la democracia.

Durante una reunión extraordinaria de la OEA, con sede en Washington, De Icaza dijo que en el caso de que el actual presidente de Bolivia, Evo Morales, consiga esos diez puntos de diferencia, es «razonable concluir que será por un porcentaje ínfimo», por lo que concluyó que sería una «mejor opción» optar por una segunda vuelta”.

«Toda elección debe regirse por los principios de certeza, legalidad, transparencia, equidad, independencia e imparcialidad. La misión pudo constatar que varios de estos principios han sido vulnerados por distintas causas a lo largo de este proceso electoral», subrayó De Icaza, al frente de las misiones electorales de la OEA desde 2014.

«Debido al contexto y las problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta», afirmó De Icaza durante una reunión extraordinaria de la OEA, con sede en Washington.

Con el 97% de votos escrutados, el cómputo oficial del da a Morales solo unas décimas para alcanzar el triunfo en primera vuelta, en un recuento que la oposición, con su principal líder Carlos Mesa, considera fraudulento.

Mesa pidió a la comunidad internacional «que se mantenga vigilante para que (Bolivia) no entre en el camino de la dictadura al que quiere llevarnos el presidente Morales».

Las misiones de observación de elecciones de la OEA y la Unión Europea (UE) expresaron preocupación y pidieron a las autoridades bolivianas que garanticen la transparencia del proceso.

Ayer, el canciller de Bolivia, Diego Pary, invitó al secretario general del OEA, Luis Almagro, a auditar todo el proceso electoral, y mañana Pary tiene previsto presentarse ante el organismo.

El sistema electoral en Bolivia da por ganador al candidato que alcance el 50% o más de los votos, o al menos el 40% con una diferencia de diez puntos sobre el siguiente. Si ningún candidato consigue esos porcentajes, los dos más votados pasan a segunda vuelta.