La matanza de Acteal sigue impune

Hace 16 años en el Estado de Chiapas fueron asesinados 45 indígenas, entre ellos mujeres -algunas embarazadas- y niños. Tras la masacre está el grupo paramilitar Paz y Justicia, pero no ha habido un proceso judicial que haya esclarecido el hecho ni llevado a la cárcel a los culpables. La matanza forma parte de la “campaña de contrainsurgencia” alentada por el gobierno de Ernesto Zedillo (PRI) para golpear al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

La matanza de Acteal, 16 años despuésRevolución 3.0 (México)

Mañana se cumplirán 16 años de la matanza de Acteal en el estado de Chiapas, donde 45 indígenas, entre ellos, mujeres (algunas embarazadas), hombres y niños fueron asesinados por el grupo paramilitar Paz y Justicia; este aniversario se produce en vísperas del vigésimo aniversario del surgimiento público del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el trigésimo de su fundación en la Selva Lacandona.

Denunciado por organizaciones de derechos humanos y periodistas como parte de la “campaña de contrainsurgencia” alentada por el gobierno de Ernesto Zedillo (PRI) para golpear al grupo rebelde, a más de una década de distancia este crimen sigue sin resolverse.

A partir de este hecho sangriento, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos interpuso una demanda en el año 2008 y con sede en los Estados Unidos, con la finalidad de condenar al ex mandatario por crímenes de lesa humanidad. Pese a la contundencia de la acusación, el grupo civil denominado Las Abejas, contra quienes se perpetró el ataque, se deslindaron de la solicitud argumentando que ellos no la interpusieron y que dicha acción obedeció a una vendetta del ex presidente Carlos Salinas contra su sucesor.

Fueron encarcelados 57 indígenas del municipio de Chenalhó, apresados –in situ– a raíz de su asistencia al funeral de las víctimas, algunos de ellos fueron apresados tiempo después.

En 2009, luego de una interpelación impulsada desde la Suprema Corte de Justicia de la Nación, 20 de éstos fueron liberados bajo la excusa de encontrarse inconsistencias a la hora de su encarcelamiento. Entre los motivos para dejarlos en libertad, estuvo una campaña alentada por el historiador Héctor Aguilar Camín, en la que expuso que su detención se dio sin orden de aprehensión y con fuertes “motivos políticos”.

A pesar de la demanda de la sociedad civil para exigir justicia, hasta la fecha el caso sigue sin resolverse. Tanto los presuntos responsables intelectuales como materiales se encuentran en libertad. De hecho, uno de ellos, Emilio Chuayffet, actualmente ocupa la titularidad de la Secretaria de Educación Pública en la administración de Enrique Peña Nieto.

Cronología de los hechos

7 de diciembre de 1997.- El periodista Ricardo Rocha hace un recorrido a la zona de los Altos de Chiapas y atestigua las condiciones de vida de los desplazados en la guerra de contrainsurgencia levantada por el gobierno zedillista. Encuentra duras condiciones de vida en la zona de influencia zapatista y advierte un posible brote de violencia contra los simpatizantes del EZLN.

22 de diciembre de 1997.- Se perpetra la matanza contra el grupo civil de Las Abejas, quienes, ante el acoso del grupo paramilitar Paz y Justicia (de filiación priista), se arrodillan ante la iglesia de la comunidad construida con madera. Perecen 45 indígenas mientras rezaban. A las mujeres embarazadas les extirparon los fetos de su vientre.

26 de diciembre de 1997.- Son apresados los presuntos responsables, que, son identificados por los sobrevivientes, luego de asistir al sepelio oficiado por el obispo de Chiapas, Samuel Ruiz.

20 de diciembre de 1998.- El titular de la Procuraduría General de Justicia, Jorge Madrazo Cuellar (PAN), presenta el “Libro blanco”, con el cual pretende achacar a “viejos conflictos intercomunitarios”, la masacre. Con esto, tratan de borrar las huellas del crimen y la participación del Ejército que se apostó a pocos metros del lugar sin mover un dedo. Además, por aquellos días surgen del peritaje casquillos de armas que usan las Fuerzas Armadas.

13 de octubre de 1999.- Es sentenciado a 35 años de prisión el presidente municipal de Chenalhó, Jacinto Arias.

21 de noviembre del 2001.- Luego de permanecer varios años encarcelados, y ya con Vicente Fox al frente del Poder Ejecutivo, se acelera el caso de los acusados de haber participado en la matanza: a 34 de ellos se les dictan sentencias y 6 son liberados. Es presumible que el gobierno de Fox intenta acelerar los procesos –antes estancados– ante su promesa de solucionar el conflicto de Chiapas en “15 minutos”.

22 de mayo del 2007.- A diez años, Mario López López, encargado de la fiscalía abierta para darle solución al crimen, libera a dos de los responsables confesos. Dos meses después, el gobierno de Felipe Calderón comienza a dar muestras para “revisar” el caso y, en un contrasentido, liberar a los responsables que, aunque confesos, comienzan a aparecer como “víctimas”. El 23 de agosto inicia la séptima revisión.

2 de julio del 2008.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atrae el caso.

14 de octubre del 2010.- Después de la revisión del caso, 15 de los responsables son liberados pues se imputa que su aprehensión fue “ilegal” y eso invalida todo el proceso en conjunto.

21 de marzo del 2011.- Es liberado Juan Pérez, otro de los supuestos responsables.

1 de febrero del 2012.- Siete indígenas vinculados a la masacre son liberados.

27 de septiembre del 2012.- Otro indígena más, Manuel Santiz Pérez, es liberado.

13 de marzo del 2013.- Macos Arias Pérez, también vinculado al caso, es liberado.

5 de diciembre del 2013.- El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) junto a indígenas provenientes de la zona de los Altos de Chiapas, dio a conocer una reunión de víctimas de la “guerra de contrainsurgencia” impulsada por el Estado mexicano, el grupo civil de Las Abejas participó.

 

Leer artículo completo aquí