La Marina de México abrirá los archivos para investigar violaciones a los DDHH

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, autorizó que la Marina Armada abra los expedientes sobre la llamada Guerra Sucia, como se conoce a las violaciones a derechos humanos cometidas por autoridades durante el periodo de 1965 a 1990.

“Desde ahora puedo informar que se autoriza abrir los archivos de la Marina, nos van a informar de qué manera pueden hacerlo”, dijo el mandatario a la prensa.

López Obrador recordó que, en diciembre de 2021, fue instalada la Comisión de la Verdad para la investigación de la represión gubernamental contra movimientos opositores y rebeldes armados en aquel periodo.

“Hay instrucciones para que se permita la entrada a archivos militares, desde luego de todas las instituciones del Gobierno”, agregó.

La decisión se suma a otra orden presidencial emitida en junio para que se abran los archivos de la Defensa Nacional sobre las desapariciones forzadas de personas por motivos políticos durante la llamada Guerra Sucia.

Qué fue la Guerra Sucia

En ese periodo el Gobierno reprimió violentamente a grupos guerrilleros, estudiantiles y sindicales, ejerciendo prácticas violatorias de los derechos humanos como tortura, secuestro, ejecución extrajudicial y desaparición forzada.

Los documentos de operaciones militares comenzaron a ser abiertos a pedido de sobrevivientes, familiares de víctimas y de la Comisión de la Verdad. “A todos nos interesa conocer lo que pasó, castigar a los responsables y, sobre todo, que no se repitan estos actos de autoritarismo, de intervención del Estado en contra de opositores”, prosiguió el gobernante.

La Comisión de la Verdad, encabezada por el subsecretario federal de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, será la instancia dedicada a solicitar a las Fuerzas Armadas la apertura de los archivos disponibles de aquella época.

Hace poco más de medio siglo, en 1970, las Fuerzas Armadas implementaron el Plan Telaraña para combatir y desarticular las guerrillas izquierdistas encabezadas por los profesores Genaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas Barrientos en la sierra de Guerrero, en el sur del país.

Otra guerrilla que fue combatida sin respeto a normas internacionales de derechos humanos fue la Liga Comunista 23 de Septiembre, bautizada así por la fecha del ataque al cuartel militar de Madera, en las montañas de Chihuahua, en el norte, perpetrado en 1965.