La LUC a las urnas: los uruguayos deciden en un referéndum el destino de una polémica ley

Los sondeos anticipan un empate técnico. La diferencia, dicen, va a ser por un puñado de votos. A favor o en contra, por el Sí o por el No. Pero el resultado aún es incierto y queda en manos de los uruguayos y uruguayas el destino de una de las leyes centrales del gobierno de Luis Lacalle Pou, que es fuertemente cuestionada por organizaciones sociales y de derechos humanos, sindicatos y casi todo el arco de la oposición. Este domingo la sociedad uruguaya definirá mediante un referéndum si se derogan o no 137 artículos de la Ley de Urgente Consideración, más conocida como la LUC.

Les cuento de qué se trata //emoji dedito para abajo o alguna cosa//

El 8 de julio de 2020, durante los primeros meses de pandemia y transcurrido menos de medio año de mandato del nuevo gobierno, el Congreso sancionó la Ley de Urgente Consideración (LUC), de 475 artículos, que implementa cambios en áreas tan diversas como seguridad, salud, educación, energía y derechos laborales.

Entre otras cuestiones, la LUC limita el derecho de huelga ya que declara ilegítimos los piquetes en espacios públicos o privados que “afecten la libre circulación de personas, bienes o servicios”, establece la figura de la “apariencia delictiva” y aumenta el límite de transacciones en efectivo hasta 100.000 dólares, lo que, según las críticas, habilita el lavado de dinero y permite la evasión impositiva.

Además, elimina la obligación de la educación inicial y recorta las funciones del Estado en el área, crea una modalidad de desalojo exprés de viviendas alquiladas y evita el modelo cooperativo de construcciones de casas. También habilita el cierre y/o privatización de áreas estratégicas de la petrolera estatal Ancap.

Por qué urgente consideración

En realidad la ley adopta este nombre en referencia al mecanismo constitucional que habilitó su tratamiento exprés en el Congreso. La Constitución uruguaya establece que el Poder Ejecutivo puede enviar al Congreso proyectos de ley considerados de “urgente consideración”, lo que fija un plazo de 45 días para que sea tratado -y aprobado, si no es descartado- por la Cámara. 

Desde la restauración democrática, en 1985, apenas 13 proyectos de ley fueron enviados al Legislativo con esta condición de urgente consideración: 9 fueron aprobados y 4 rechazados, pero solo 3 de esas iniciativas eran de la categoría “ley ómnibus”, como esta.

//emojis de micros// 

Se la llama “ley ómnibus” o megaley por la cantidad de áreas que se ven afectadas. Modifica aspectos centrales en materia de Seguridad Pública, Educación, Empleo y Seguridad Social, Desarrollo Social y Salud, entre otros.  

Articulación transversal y campaña nacional

El malestar que generó la LUC terminó por unir a distintas organizaciones y espacios políticos en pos de lograr llegar al referéndum: la vía para que el destino de estos cuestionados artículos se definiera por voluntad popular. Para esto se articuló una gran campaña nacional en contra de la LUC y por el referéndum que consiguió reunir las 750 mil firmas necesarias para que la decisión final quede en manos de todos los uruguayos y uruguayas.

Leer más >> La Corte de Uruguay avaló el referéndum contra la LUC

No, sí, en contra, a favor

Una vez habilitado el referéndum, los términos cambiaron y esto generó algo de confusión. Pasa que el colectivo que estaba en CONTRA de la LUC ahora debía reconocerse con el Sí: sí a derogar los 137 artículos de la LUC. En la vereda opuesta pasó lo mismo: quienes defendían la LUC, sobre todo el Gobierno y los sectores afines, y que estaban a FAVOR de la LUC ahora debían perseguir el NO. No a la derogación.

Acomodadas las cartas, llegó la primera polémica. La Corte Electoral asignó el color celeste para la boleta del No y el rosa para la boleta del Sí. El celeste es el color con el que siempre se identificó el Partido Nacional, además del blanco, los “blancos”. Y esto sin querer expresó lo que ya venía sucediendo. El referéndum se había convertido en un plebiscito de gobierno: los que estaban a favor de la administración de Lacalle Pou votarían por el NO, el celeste, y quienes estuvieran en contra, se inclinarían por el rosado, el Sí, gran parte identificada con el Frente Amplio.

Cierre de campaña 

La campaña por el Sí usó a modo de cierre de campaña la cadena nacional para transmitir por radio y televisión un mensaje grabado, que en la voz del actor César Troncoso llamó a evitar que “Uruguay retroceda muchos pasos”. 

“Aumentar las diferencias y las injusticias no es el camino. La justicia debe ser igual para todos. Por eso quienes gobiernan no deben abusar de la fuerza y del poder de la comunicación. Esta no es una causa partidaria. Así lo entendieron cientos de miles que pusieron su firma. Esta causa es por los derechos y las libertades de mujeres y hombres, en las ciudades y en el campo”, decía el mensaje.

Si querés conocer todos los artículos cuestionados de la LUC, te dejo un comparativo bien completo acá.

Gracias por leer, siempre.

Hasta la próxima!