La Justicia boliviana anuló la orden de detención contra Evo Morales por “terrorismo”

A una semana de la contundente victoria de Luis Arce en las urnas, la justicia boliviana anuló la orden de detención contra el ex presidente Evo Morales por supuestos delitos de terrorismo. La imputación también quedó eliminada porque el juez Román Castro consideró que “se vulneraron derechos fundamentales” de Morales durante el proceso legal, en particular el de la defensa. 

En línea con el gobierno de la autoproclamada presidenta interina Jeanine Añez, la fiscalía había imputado a Morales el 6 de julio por supuestos delitos de terrorismo. Luego, pidió su detención preventiva y hasta la captura de Interpol, aunque esta última fue rechazada por la organización a principios de octubre por considerar que había motivos políticos en la denuncia.

La orden de arresto contra el exmandatario exiliado en Argentina fue levantada porque “se vulneraron sus derechos, básicamente el derecho a la defensa debido a que no se citó debidamente al expresidente”, dijo Quino, presidente del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, al canal Unitel.

El Tribunal Constitucional debe revisar en los próximos días el fallo, pero parece improbable que lo anule.

Todos los intentos de Añez por encarcelar a Evo Morales

Cada vez que pudo el gobierno de facto impulsó la captura del expresidente. Una primera orden de arresto por sedición y terrorismo había sido dictada en diciembre contra Morales (2006-2019), luego de que renunciara a la presidencia el 10 de noviembre presionado por el Ejército y las fuerzas de seguridad. 

La fiscalía había abierto además otra causa a Morales por supuesto fraude en las elecciones de octubre de 2019, en las que ganó la reelección a un cuarto mandato, y que luego fueron anuladas tras denuncias de irregularidades instaladas por la OEA, a cargo de Luis Almagro. Hoy se tienen datos que demuestran que las actas denunciadas en ese momento eran similares a las de los últimos comicios en los que ganó Arce. 

En todo momento el exmandatario y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), habían rechazado los cargos, los que atribuyeron a motivaciones políticas. 

Los ex funcionarios refugiados en México

El juez que falló en favor de Morales es el mismo que también anuló este fin de semana una orden de arresto contra su exministro de Justicia, Héctor Arce, quien también era investigado por el supuesto fraude en las elecciones del año pasado y estaba refugiado en la embajada de México desde hace once meses, cuando renunció Morales por el golpe de Estado.

En la residencia diplomática mexicana hay cinco exministros y otros dos exfuncionarios del gobierno de Morales que esperaban un salvoconducto para salir de Bolivia, que el gobierno derechista siempre les negó.

Sobre ellos pesan denuncias de supuestos delitos de fraude electoral, sedición y terrorismo, que seguramente ahora serán anulados.