La huelga por el clima llegó a América Latina

El ClimateStrike, la masiva marcha mundial para concientizar sobre el calentamiento mundial y el cuidado del medioambiente, también fue protagonista en América Latina. Con el reciente incendio del Amazonas en la memoria reciente, miles de latinoamericanos se movilizaron en sus ciudades para acompañar la lucha de la joven Greta Thunberg. Mirá los videos y las fotos.

Las movilizaciones de hoy van camino a convertirse en las más grandes de la historia y el movimiento internacional contra el cambio climático Fridays for Future ya cuenta con una lista de más de 5.225 eventos en 156 países que tendrán lugar del 20 al 27 de septiembre. América Latina no se quedó afuera. Ya hubo manifestaciones en la mayoría de los países, pero como las actividades durarán toda la semana, otros organizaron convocatorias para los próximos días.

“Fuera de Chile, las trasnacionales que nos quieren robar los recursos naturales”, corearon los ambientalistas en Chile. La protesta en Santiago se concentró desde las 14 hs en Plaza Italia

Además de los jóvenes, la plataforma 350.org estima que más de 73 sindicatos, 820 organizaciones, 2.500 empresas ya manifestaron su apoyo a las movilizaciones y hasta 6.323 paginas de Internet realizarán una huelga climática digital.

En Brasil la marcha internacional también tuvo su correlato. El movimiento de Mujeres Sin Tierra ocupó la sede local de Bayer Monsanto con carteles en defensa del Amazonas. “El agrotóxico, mata. Bayer es Veneno”, resaltaron.

El objetivo de los llamados «Viernes por el futuro» (Fridays for Future) es movilizar a alumnos de todo el planeta para que presionen a quienes toman las decisiones en el mundo y a las grandes empresas, con el fin de que adopten medidas drásticas que frenen el calentamiento global provocado por la mano del hombre.

Bolivia

Puerto Rico

Guatemala

El resto de las convocatorias

Quién es Greta Thunberg?

A sus 16 años, la activista sueca Greta Thunberg, convertida en icono de la lucha contra el cambio climático, genera esperanzas, dando voz a una generación preocupada por su futuro. A los 12 años, se le diagnosticó síndrome de Asperger, un trastorno del espectro autista. «Mi cerebro funciona un poco diferente, así que veo el mundo desde otra perspectiva», explicó al considerar que esa era en realidad una ventaja.

(Photo by Johannes EISELE / AFP)

La adolescente, cuyo nombre suena en las quinielas para el Nobel de la Paz 2019, ha logrado forjarse su propio nombre en menos de un año, más allá de las fronteras suecas.

Su combate comenzó en agosto del año pasado, cuando empezó a faltar a clase los viernes para apostarse a las puertas del Parlamento sueco con un cartel y la consigna «Huelga escolar por el clima».

«No están obligados a escucharnos, después de todo solo somos niños»

Desde entonces, la joven, hija de una cantante lírica y un actor convertido en productor, con sus características largas trenzas, ha copado las portadas de los grandes diarios medios.

«Planeo continuar hasta que Suecia se conforme al Acuerdo de París sobre el clima, y eso puede llevar un tiempo», dijo a finales de 2018.

Su combate, llamado «Fridays For Future» («Viernes por el Futuro») se expandió después por todos los continentes, y miles de jóvenes activistas celebraron sus propias protestas. Thunberg dio discursos ante líderes mundiales y fue portada de revistas como Time y Vogue.

«No están obligados a escucharnos, después de todo solo somos niños», ironizó durante un discurso ante el Parlamento francés en julio, en respuesta a quienes ponían en duda su legitimidad para encarnar el combate contra el cambio climático.

Tras decidir tomarse un año sabático tras la secundaria, en agosto cruzó el Atlántico en un velero para limitar la huella de carbono de su viaje.