La fuerza del no a la Unión Europea

Ecuador negocia un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, pero, a diferencia de Colombia y Perú, se ha mostrado inamovible en aspectos que considera no negociables. La postura es contundente en términos de biodiversidad y de derechos de autor, dos puntos -que se trasladan a cientos de capítulos- que Quito quiere proteger. Anteriormente el país había abandonado la mesa de las conversaciones porque entendía que no se daban las condiciones para una cooperación y había cuestionado el tema de la transferencia de tecnologías.

 

El Telégrafo (Ecuador)
Ecuador se mantiene inamovible en su tesis de no firmar un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), si es que este le resultara inconveniente en materia de propiedad intelectual. De hecho, ese fue uno de los principales temas tratados durante la primera ronda de negociaciones en Bruselas la semana pasada.

Andrés Ycaza, titular del Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual (IEPI), mencionó que en esa mesa se expusieron planteamientos concretos relacionados a protección de datos de prueba, derechos de autor, conocimientos ancestrales, biodiversidad, entre otros, que son de especial interés para el país.

El funcionario reiteró, sin embargo, que no se podrá llegar a un acuerdo igual a los firmados por Colombia y Perú, pues en asuntos puntuales como los de derechos de autor, estos países concedieron una exclusividad por 70 años después de la muerte del creador, lo que, a criterio de Ycaza, extiende el tiempo en el que una obra pase a ser de dominio público y por ende que la gente tenga acceso a ella.

Ecuador plantea una protección por 50 años.

Otra de las materias que preocupa a Ycaza es la relacionada a biodiversidad, ya que, por las características naturales de su territorio, Ecuador es susceptible a ser perjudicado por patentes concedidas a sustancias extraídas de plantas nativas.

“Los investigadores se llevan la planta, la analizan, extraen su principio activo, lo patentan y nos venden su medicamento, hay casos de esos en otros países, pero Ecuador es uno de los más propensos a sufrirlos”, expresó Ycaza, quien informó que lo que se propuso a la UE fue que, al momento de presentar la patente de un recurso genérico, se especifique que proviene de Ecuador y que, como paso previo, se firme un contrato con el Ministerio del Ambiente.

Una de las razones por las cuales Ecuador abandonó la primera vez las negociaciones con la Unión Europea, es por considerarse que las condiciones no propiciaban cooperación entre las partes.

En esta ocasión Ecuador también pone reparos en los artículos relacionados a la transferencia y colaboración en investigación, desarrollo e innovación.

El país propone acordar el establecimiento de un marco integral que posibilite dicha transferencia, así como redes conjuntas de investigación y desarrollo.

 

Leer artículo completo aquí