“La educación pública se está cayendo a pedazos”, docentes chilenos paran por tiempo indeterminado

Cerca de cien mil docentes chilenos comenzaron este lunes una huelga nacional por tiempo indeterminado para reclamar por las condiciones de trabajo y la falta de atención a la educación pública por parte del gobierno de Sebastián Piñera. Desde el Colegio de Profesores de Chile, el sindicato que representa a los maestros de primaria y secundaria, advirtieron que la protesta será masiva ya que además de las escuelas estatales se sumarán “muchos colegios particulares subvencionados por el Estado».

“La educación pública se está cayendo a pedazos”, se quejó el representante de los docentes Mario Aguilar.

Aguilar explicó que con la protesta los maestros buscan «mejoras en las condiciones de trabajo y, sobre todo, atención a la educación pública». «Hay colegios que tienen plagas de ratones, colegios que no tienen insumos para hacer aseo en los baños, colegios donde estando en el primero de junio, todavía no llegan los materiales pedagógicos», reclamó en declaraciones a la prensa.

La huelga fue convocada luego de que el sindicato docente rechazara una respuesta que el Ministerio de Educación (Mineduc) entregó el pasado 13 de mayo al petitorio elaborado por los docentes que incluía el conjunto de reclamos y demandas.

La medida de fuerza fue aprobada por medio de una consulta nacional realizada por el Colegio de Profesores en la que participaron 41.476 docentes. El 94,92 por ciento de los trabajadores por la opción que incluía el plan de movilización elaborado por la Asamblea Nacional.

El Colegio de Profesores aclaró que el documento entregado por el Gobierno «no propuso ninguna solución específica ni menos compromisos concretos que apuntaran a resolver las problemáticas más urgentes que demandan los profesores».

Los profesores se movilizaron hasta la Plaza Constitución, en el centro de Santiago de Chile, para llevar sus demandas. Sin embargo no pudieron avanzar porque los Carabineros habían bloqueado todos los ingresos. “Aquí no hay palos, no hay violencia, no hay piedras, estamos con las manos limpias y abrimos las calles”, marcharon los docentes con sus manos en alto tras el bloque policial.

“Oficiales aquí somos puro docentes y nos estamos manifestando pacíficamente. Si nos reprimen va a ser únicamente por violencia de ustedes”, le dijo un profesor a un grupo de carabineros que le cortaron el paso a los profesores.

Los usuarios de las redes sociales enviaron su apoyo a los docentes con el hashtag #FuerzaProfes.