La democratización de los medios de producción ecuatorianos

Unos dos mil trabajadores poseerán las doce mil hectáreas  de la hacienda La Clementina, que le fue incautada a la Exportadora Bananera Noboa porque debía 93 millones de dólares de impuesto a la renta. Es parte de un avance reclamado por un sector de la sociedad para democratizar los medios de producción y de la propiedad privada en el país. 

Werner Vásquez Von Schoettler – Diario El Telégrafo (Ecuador)

Este hecho puede ser “un referente de lo que debería suceder en el país con mayor intensidad”, afirma Vásquez Von Schoettler y agrega: “porque Ecuador requiere un proceso mayor de democratización de los medios de producción porque sin esto no es posible avanzar hacia una sociedad más equitativa, más justa que tenga como centro la reproducción de la vida humana y natural y no el capital”.

No obstante, considera que “hay que prever que estas acciones necesarias que fortalecen la justicia en el país no deriven en nuevas formas de acumulación privada, sino que fortalezcan la redistribución de la riqueza social y que nos lleve como sociedad al socialismo del buen vivir”.

Y en ese punto advierte que “l
os nuevos dueños de La Clementina deben dar ejemplo no de ser nuevos propietarios sino de fortalecimiento organizativo-político e ideológico que pueda dar pistas de los modos que el llamado poder popular tendría en el país, porque no se trata de buenas intenciones ideológicas sino de estructurar organizaciones que defiendan un proyecto político a largo plazo más allá de sus actuales líderes. Solo así, con la democratización de los medios de producción, nos podremos acercar a un socialismo con características ecuatorianas y con la decisión política de los ecuatorianos”.

La Exportadora Bananera Noboa forma parte de un grupo empresarial de 110 compañías, el más importante dle país, que pertenece al ex candidato presidencial Álvaro Noboa. 

 Leer artículo completo aquí