La crisis del gobierno de Macri, el contexto regional y la “imparable” revolución de las hijas, según Pino Solanas

El político y documentalista argentino Pino Solanas analizó los desafíos que se presentan en Argentina, en la búsqueda de la unidad del campo popular de cara a las elecciones, y la disputa que transita el continente, frente a lo que calificó como una “contraofensiva neocolonial” que tiene su epicentro tanto en Buenos Aires como en Brasilia. “La batalla decisiva es la de Brasil y la Argentina, por eso EE. UU. le está poniendo todas las fichas al gobierno de Macri”, resaltó. Su opinión sobre el movimiento de mujeres que tomó las calles.

Solanas destacó que “hay que hablar de colonialismo” para describir estos procesos y puntualizó que “la disputa es cultural pero también económica”. “Hay que ponerle un nombre a las cosas, Argentina es una verguenza, el Ministerio de Economía está en manos del FMi”, advirtió en diálogo con Latinoamérica Piensa al comparar el contexto actual con el menemismo.

Al definirse como un “esperanzado desde siempre”, Solanas señaló que el actual “es un momento único” de cambio. “El plan de Macri es irrealizable, no lo va a aceptar el pueblo argentino. Vamos a entrar en una espiral de degradación, de pobreza y de insatisfacción, que este pueblo no va a aguantar”, vaticinó, aunque más tarde destacó que ese puede ser el punto de arranque de una alternativa popular que tome las calles.

“Este es el momento de construir una gran unidad nacional, no quedan dudas. El problema no es ganar las elecciones sino derrotar al modelo neoliberal”, explicó. En esa línea, indicó que la solución es “por fuera del modelo” en “un proyecto interno, democrático y popular”.

“Estamos en una posición de debilidad pero el deterioro que pienso que va a haber en los meses que viene puede dar una enorme sorpresa. Acá no hay que quedarse tranquilo. Hay que dar respuestas pero ninguna se puede responder aisladamente. Hay que construir ese frente patriótico”, insistió al aclarar que ese no debe ser forjado “alrededor de candidaturas o líderes”.

En clave regional, el director de “la hora de los hornos” y “ “la guerra del fracking”, evaluó que para él “ningún pueblo de la tierra puede independizarse si no maneja sus recursos”. “Ahora están de nuevo los golpes blandos jurídicos pero que vienen anticipados por el bombardeo incesante, no de los aviones, sino de los medios masivos de comunicación”, alertó.

El actual senador, que tuvo una participación preponderante durante el debate en el que los legisladores negaron el derecho al aborto a miles de argentinas, afirmó que cree que ese fue un rechazo “temporario”. “Esta batalla, de eso estoy convencido, si las protagonistas recuperan la calle y muchas otras metodologías”, enfatizó, al resaltar que lo que se vivió en la Cámara alta fue “autoritarismo”.

“Argentina ha generado dos grandes hechos culturales y sociales que se transformaron en hechos políticos: uno de ellos son los movimientos de trabajadores informales o desocupados, la otra es el movimiento que ha sorprendido al mundo por la ampliación de derechos e igualdad que reclaman las mujeres. es extraordinario, es imparable”, afirmó.