La Corte venezolana ordenó que Leopoldo López vuelva a la cárcel

El Tribunal Supremo de Justicia dispuso la detención del opositor Leopoldo López por haber violado su arresto domiciliario en el marco del alzamiento militar frustrado que comenzó el martes. López, recluido en la embajada española después de la sublevación, tendrá que terminar de cumplir la condena de ocho años que le restan en la cárcel militar de Ramo Verde.

El TSJ ordenó recluir al dirigente en Ramo Verde, en las afueras de Caracas, donde ya cumplió la mayor parte de su condena de casi 13 años por «incitar a la violencia» en protestas contra Maduro que dejaron 43 muertos en 2014. Hasta ahora, teniendo en cuenta su reclusión en prisión y su arresto domiciliario, ha cumplido cinco años, dos meses y doce días de pena, de acuerdo al tribunal de Caracas.

El fallo afirma que López, figura emblemática de la oposición, violó «flagrantemente» la medida de arresto domiciliario que recibió en agosto de 2017 y la prohibición de hacer declaraciones políticas. «El juzgado, en su decisión, libra orden de aprehensión dirigida al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en contra del ciudadano Leopoldo López», indica la sentencia.

La alta corte señala que López también violó «la medida referida a la condición relativa a pronunciamientos políticos por medios (de comunicación) convencionales y no convencionales, nacionales e internacionales, demostrando con ello la no sujeción a las medidas».

Lopez había asegurado el martes había sido por militares que protagonizaron una fugaz sublevación contra Maduro, encabezada por su copartidario Juan Guaidó, quien se autoproclamó como presidente interino a principios de año. Luego arengó en un video a los venezolanos a salir a las calles y a los militares a sumarse a la sublevación para derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Horas más tarde, el opositor se refugió en la embajada de España en Caracas con parte de su familia, mientras que 25 insurrectos pidieron asilo en la de Brasil. “El señor López no está como asilado, está simplemente como un huésped de la embajada hasta que se aclaren cuáles son los pasos a seguir’, expresó Borrell, de acuerdo con versiones periodísticas difundidas aquí”, aclaró rápidamente el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Al otro día, Lilian Tintori, esposa de López, denunció que su vivienda en un sector acomodado de Caracas fue allanada. La acción policial se produjo la noche del martes, según Tintori. «Entraron a nuestro hogar, como delincuentes, sin orden de allanamiento y sin que estuviésemos presentes. Destrozaron la casa y se robaron nuestras cosas», publicó la activista en Twitter.

«No sabemos cuál era la intención. Ya sabían que ni Leopoldo, ni yo, ni mis hijos estábamos», agregó Tintori, quien difundió fotografías de una reja dañada, así como de libros, documentos y muebles tirados en el piso.