La Corte Suprema de Brasil investigará a Bolsonaro por divulgar informes secretos de la Policía Federal

La Corte Suprema de Brasil abrió una nueva investigación penal contra el presidente Jair Bolsonaro por haber filtrado datos de un informe secreto de la Policía Federal en el marco de su campaña de descrédito contra el actual sistema de votación.

La decisión fue tomada por el magistrado Alexandre de Moraes, quien el miércoles de la semana pasada incluyó al mandatario en otro proceso relacionado con la difusión masiva de noticias falsas y ataques a la instituciones democráticas.

Bolsonaro había brindado detalles en sus redes sociales de una causa con secreto de sumario pero que el mandatario mostró públicamente para sustentar su idea de que hay fraude en el sistema de urnas electrónicas brasileño.

Recientemente, la corte electoral inició también un proceso en su contra para esclarecer si el jefe de Estado, al atacar de manera constante las urnas electrónicas, cometió “abuso de poder económico y político, uso indebido de los medios de comunicación, corrupción, fraude o conductas vetadas a agentes públicos”.

En contexto

A pesar de que el Congreso rechazó su propuesta para modificar el sistema de voto electrónico esta semana, Bolsonaro sigue insistiendo en que no serán transparentes las próximas elecciones presidenciales, que arrojan como favorito a Lula Da Silva.

El mandatario, quien llegó a amenazar con no realizar las elecciones de 2022 sin esa reforma, pide que las urnas impriman un recibo para así poder contar los votos físicamente.

Además, sostiene que hubo fraude en las dos últimas presidenciales y que él debía haber ganado en la primera ronda en 2018, algo sin fundamento según la justicia electoral y numerosos especialistas.

Para justificar su hipótesis, el capitán retirado del Ejército hizo públicos en sus redes sociales varios documentos de la Policía incluidos en una investigación sobre un ataque informático a los sistemas del Tribunal Superior Electoral (TSE) ocurrido en 2018.

Además del gobernante, De Moraes también incluyó entre los investigados al diputado bolsonarista Filipe Barros y al comisario Vitor Feitosa, que era el encargado de conducir la investigación filtrada.