“La Corte ratificó una orden de prisión preventiva ilegal”

El máximo tribunal de Ecuador rechazó el recurso de apelación presentado por el ex presidente Rafael Correa y ratificó el pedido de prisión preventiva por la causa que investiga el secuestro de un dirigente opositor. La defensa del ex presidente denunció que se trata de una maniobra ilegal y parte de un plan de persecución política.

El Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador rechazó el recurso de apelación a la orden de prisión preventiva, interpuesto por la defensa del ex presidente Rafael Correa. De esta manera, el tribunal ratificó la medida cautelar solicitada por la propia Fiscalía y ordenada por la jueza de la sala, Daniela Camacho, el pasado 4 de julio.

El ex mandatario ecuatoriano, que gobernó el país entre 2007 y 2017, y que actualmente vive en Bélgica, afronta una orden de detención internacional por no haberse presentado ante la Corte en Quito el pasado 2 de julio, por un caso donde se lo investiga del secuestro de un opositor en Colombia en 2012.

Desde la defensa de Correa señalaron una “falta de objetividad de la Justicia” ecuatoriana. “Se ha ratificado una vez más, lo que desde la instrucción fiscal y la vinculación ya hemos dicho respecto al proceso que sigue contra el expresidente Rafael Correa, en el sentido de esa falta de objetividad de la justicia”, afirmó el abogado Luis Fernando Molina.

La Justicia Ecuatoriana no entiende la aplicación de la Convencionalidad en la prision preventiva. Seguimos aplicando “la tradición jurídica” y no el bloque de constitucionalidad. CNJ ratificó una ilegal orden de prisión preventiva. #TodosSomosCorrea @MashiRafael @virgiliohernand

— Luis Fernando Molina (@LMRuminahui) 23 de julio de 2018
Tras el dictamen de prisión preventiva por incomparecencia judicial la Justicia ecuatoriana emitió la difusión roja a Interpol, para que el organismo internacional procediera a su busca y captura, un procedimiento, que según la defensa de Balda, podría verse reforzado tras la ratificación de la medida cautelar.

El proceso de instrucción fiscal del denominado “caso Balda”, por el que ha sido procesado el expresidente concluyó la semana pasada y se está a la espera de que la CNJ informe de si se abre juicio.

La defensa de Correa alegó que su incomparecencia en la sede de la Corte en Quito el pasado 2 de julio se debió a que el proceso no cumplía con las garantías del debido proceso.

El expresidente defendió su inocencia y argumentó que era objeto de una persecución política y mediática.

“La Justicia ecuatoriana no entiende la aplicación de la Convencionalidad en la prisión preventiva. Seguimos aplicando ‘la tradición jurídica’ y no el bloque de constitucionalidad. La CNJ ratificó una ilegal orden de prisión preventiva”, aseguró el abogado, quien volvió a insistir en que la orden de prisión preventiva es ilegal.