La Corte IDH responsabilizó a Honduras por el homicidio de Vicky Hernández, una mujer trans

La Corte Interamericana de Derechos Humanos resolvió que el estado de Honduras es responsable de la muerte de Vicky Hernández, una mujer transgénero, trabajadora sexual y reconocida activista del “Colectivo Unidad Color Rosa” que fue asesinada en 2009. El crimen podría estar vinculado con las fuerzas policiales pero no se realizaron investigaciones al respecto.

“La Corte constató que existían varios indicios de la participación de agentes estatales que apuntan a una responsabilidad del Estado, por la violación al derecho a la vida y a la integridad de Vicky Hernández”, dice en su sentencia el tribunal con sede en San José, Costa Rica.

Para la Corte IDH, los hechos ocurrieron “en un contexto de violencia contra las personas LGBT+ y en particular contra las mujeres trans trabajadoras sexuales”.

La resolución data del 26 de marzo de 2021, pero fue notificada recién el lunes 28 de junio, fecha en que se conmemora el Día del Orgullo y en el que también se cumplen exactos 12 años de la muerte de Hernández, cuyo cadáver fue hallado con un disparo en la cabeza.

El caso de Vicky Hernández

Según el relato de la Corte IDH, el 28 de junio de 2009 estaba vigente un toque de queda por un golpe de Estado en Honduras.

En la noche, Hernández se encontraba con dos compañeras en la calle, cuando una patrulla de policía habría intentado arrestarlas. Las tres mujeres huyeron y se perdieron de vista. Al día siguiente, se descubrió el cuerpo de la víctima con un disparo en la cabeza.

De acuerdo con la Corte, Honduras “reconoció parcialmente su responsabilidad internacional, en el entendido que las autoridades no efectuaron con la debida diligencia la investigación por el homicidio de Vicky Hernández”.

“Durante la investigación, las autoridades no consideraron el contexto de discriminación y violencia policial contra las personas LGBTI y las mujeres trans trabajadoras sexuales”, dice la sentencia.

La Corte IDH ordenó además diversas medidas de reparación, como continuar la investigación del crimen, realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional y realizar un documental sobre la situación de discriminación y violencia que experimentan las mujeres trans en Honduras.

De acuerdo con el Informe Anual de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) de Honduras, este es uno de los países con mayor índice de violencia hacia la comunidad LGBT+, registrando, entre 2009 y 2020, 373 homicidios; en 119 de ellos las víctimas fueron personas transgénero.