La corte electoral investigará a Jair Bolsonaro por sus ataques contra el voto electrónico

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil le puso un freno a la campaña de difamación del presidente Jair Bolsonaro contra el sistema de voto electrónico y ordenó que se lo investigue por poner en duda su legitimidad. Además, se ampliara el proceso penal ya en trámite contra el mandatario que investiga su difusión de fake news y otros ataques a las instituciones democráticas a través de las redes sociales. 

Puntualmente, el TSE decidió por unanimidad abrir una investigación administrativa” para esclarecer si el jefe de Estado, al atacar de manera constante las urnas electrónicas, cometió “abuso de poder económico y político, uso indebido de los medios de comunicación, corrupción, fraude o conductas vetadas a agentes públicos”.

Mientras las encuestas ubican como principal candidato al expresidente Lula Da Silva de cara a las elecciones de 2022, Bolsonaro volvió a utilizar el recurso de denunciar posibles fraudes. Esta vez, apuntó directamente contra las urnas electrónicas, vigentes en el país desde 1996, y presionó al Congreso para que apruebe una enmienda constitucional para volver a la boleta de papel. 

Este lunes, el líder ultraderechista afirmó que si el voto electrónico se mantiene para las elecciones de 2022, el país “seguirá el rumbo de Venezuela o de Argentina”. También llegó a advertir semanas atrás que sin voto en papel, “no habrá elecciones” el año próximo.

Bolsonaro, que atraviesa su peor momento de popularidad, pretende presentarse a la reelección el próximo año, aunque hasta el momento las encuestas lo ubican por detrás del líder del Partido de los Trabajadores. 

Cuando se difundieron esos primeros datos, Bolsonaro denunció sin pruebas que el PT prepara un fraude”, amparado supuestamente por el TSE, para que Lula vuelva a ser mandatario. 

“Jamás se documentó cualquier episodio de fraude en las elecciones”

Antes de la decisión del TSE, el presidente del organismo judicial, Luiz Barroso, ocho miembros de la corte suprema y todos los extitulares de la justicia electoral desde 1988 repudiaron en un comunicado los dichos de Bolsonaro, quien llegó a organizar marchas en contra del uso del voto electrónico. 

(Foto: NELSON ALMEIDA / AFP)

“Desde 1996, cuando se implementó el sistema de voto electrónico, jamás se documentó cualquier episodio de fraude en las elecciones”, dice el documento. 

El comunicado firmado incluye a todos los exjefes de la justicia electoral, las actuales autoridades y a nueve de los diez miembros del Supremo Tribunal Federal: el que falta es Nunes Marques, el magistrado nombrado por Bolsonaro en 2020.

El tribunal electoral aclaró ade,+asque las urnas electrónicas son auditables por la fiscalía, los partidos políticos, los candidatos, la policía federal y observadores nacionales e internacionales y que son electrónicas y no digitales, con lo cual no están conectadas a Internet.