La continuidad del cambio en El Salvador

De acuerdo a lo que marcan los pronósticos electorales, el próximo domingo los salvadoreños concurrirán a las urnas para ratificar su apoyo al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), quien se perfila como el favorito para ganar las elecciones con la consigna de profundizar las transformaciones iniciadas en 2009. Enfrente está el derechista partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que intentó durante la campaña sobreexplotar el tema de la inseguridad. En tercer lugar aparece la coalición Unidad.

el salvador elecciones Odalys Troya – Prensa Latina (Cuba)

El Salvador entra hoy en una semana decisiva con miras a los comicios del próximo domingo donde los electores escogerán la continuidad del cambio que ofrece el FMLN, o retroceder al pasado según las propuestas de la derecha.

Durante estos últimos días de campaña proselitista, los partidos políticos trabajarán por convencer a los indecisos para que el 2 de febrero lo apoyen con su voto.

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se perfila como el favorito para ganar estas elecciones, de acuerdo con la mayor parte de los sondeos de opinión presentados este mes.

Los salvadoreños también manifestaron su simpatía con el partido de izquierda en cuatro actos celebrados en el occidente, centro y oriente del país, a los cuales asistieron cientos de miles de personas a pesar de que muchos medios de prensa han invisibilizado las multitudinarias movilizaciones.

Asimismo, en los últimos días, decenas de organizaciones sociales, empresariales, religiosas, así como miembros de otros partidos políticos, sumaron su apoyo al FMLN.

Al expresar esa decisión argumentaron que Salvador Sánchez Cerén, candidato a la presidencia; y Oscar Ortiz, a la vicepresidencia, son los únicos capaces de gobernar para todos y de profundizar las transformaciones iniciadas en 2009.

En tanto, el ultraderechista partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que optó por hacer caravanas por las distintas regiones de la nación, está detrás del FMLN, de acuerdo con las encuestas.

Sus aspirantes, Norman Quijano y René Portillo, durante las últimas semanas sobreexplotaron el tema de la inseguridad sin ir más allá de otras propuestas.

Por su parte, el expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009) y su compañero de fórmula, quien fuera su canciller, Francisco Laínez, ambos antiguas figuras prominentes de Arena, y que van a estos comicios por la coalición Unidad, han hecho recorridos a pie por varias ciudades, así como visitas casa por casa.

Para el miércoles, último para el proselitismo, las tres fuerzas tienen previsto hacer actos con los cuales culminarán la campaña electoral.

El FMLN hará su gran cierre en Soyapango, en esta capital, donde se espera una gran afluencia de simpatizantes. El sábado último, también en San Salvador, más de 350 mil personas asistieron a un acto caracterizado por las manifestaciones culturales y un ambiente festivo.

El Frente inició sus actos hace dos fines de semana con mítines a los cuales asistieron decenas de miles de personas en las ciudades de Santa Ana, en el occidente; y San Miguel, en el oriente, la segunda y tercera de la nación, respectivamente.

El viernes lo hizo en Quezaltepeque, municipio natal de su candidato presidencial, Salvador Sánchez Cerén, a unos 15 kilómetros al norte de San Salvador.

El presidente de la Asamblea Nacional, Sigfrido Reyes, expresó su optimismo por el respaldo multitudinario que ha dado el pueblo salvadoreño al Frente.

Reyes, quien es además miembro de la Comisión Política del partido de izquierda, aseguró a Prensa Latina que han hecho hecho una campaña sumamente exitosa con propuestas para avanzar en la transformación de este país.

Enfatizó que el FMLN tiene resultados que ofrecer después de un primer ejercicio de gobierno.

“Lo que hemos visto en los últimos días es una ola de adhesiones que vienen a consolidar esta tendencia de una victoria en primera vuelta”, remarcó.

Sabemos que no es fácil, dijo, pero todos los indicadores estadísticos señalan que es posible y estamos optimistas porque en las próximas horas y días el pueblo tendrá que consolidar una decisión.

“Creo que la gran discusión que ha estado sobre la mesa es retroceder al pasado o avanzar y la mayoría de este pueblo quiere avanzar y eso se va a expresar el próximo 2 de febrero”, remarcó

 

 Leer artículo aquí