La comunicación popular latinoamericana

Ecuador fue sede a principios de noviembre del encuentro “Democratizar la palabra en la integración de los pueblos”, del que participaron 40 integrantes de medios populares, que van desde radios barriales a la cadena interestatal regional Telesur. Allí crearon el Foro Latinoamericano de Comunicación para la Integración, además debatir a fondo sobre su rol.

Fernando Gómez -Página 12 (Argentina)

“Las limitaciones de los medios populares para interpelar con su discurso a las grandes mayorías de la sociedad fue la principal autocrítica que recorrió el debate. Para superar esta limitación se decidió elaborar una agenda de trabajo común que apunte a romper el aislamiento y la dispersión, que permita una mayor integración ‘con justicia e igualdad entre pueblos, entre mujeres y hombres, y con respeto a la naturaleza’”, explica en una columna en Página 12 Fernando Gómez, miembro de Radionauta FM 106.3, quien asistió a la cita.

Un punto importante de acuerdo fue la propuesta de “realizar coberturas conjuntas ante coyunturas represivas, ante otros acontecimientos que atañen a los intereses populares, y en los próximos procesos electorales de Honduras, Chile, Venezuela y El Salvador”.

“Para los movimientos sociales ya no sólo importan los medios de comunicación en tanto pueden dar a conocer ‘las verdaderas luchas’, sino que hoy en día la comunicación es parte de sus agendas y se ha transformado en un terreno estratégico a la hora de las disputas políticas, culturales e ideológicas que se desarrollan en nuestro continente”,  afirma.

Gómez, que integra el equipo de prensa de la Articulación Continental de Movimientos Sociales hacia el ALBA, relata en su artículo que “la comunicación ha acompañado el proceso organizativo de muchos movimientos sociales del continente, quienes comprenden que no pueden asumirla como herramienta instrumental, sino como un ámbito de lucha, donde visibilizar sus propuestas y acercarla a los diversos espacios de transformación. La comunicación no es un ámbito exclusivo de los comunicadores, de las comunicadoras, y necesita de la participación activa de quienes forman parte de los diferentes procesos políticos”.

“Los medios de comunicación populares deberán seguir construyéndose desde espacios de referencia, como son los movimientos sociales y políticos que diariamente impulsan luchas y debates que no encuentran lugar de visibilización en los grandes medios de comunicación”, dice.

Leer artículo completo aquí