La CIDH condena a Nicaragua por «falta de garantías en juicios a presos políticos»

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), emitió un comunicado en el que condena las «graves afectaciones al debido proceso y al derecho a la defensa en los procesos judiciales de las personas presas políticas en Nicaragua«.

Además, el documento llama al Estado del país a liberar inmediatamente a todas las personas detenidas en el contexto de la crisis iniciada el 18 de abril de 2018.

El 31 de enero pasado el Ministerio Público ordenó la reanudación de los juicios orales en contra de los más de 30 presos opositores al gobierno de Daniel Ortega. Se los acusa de «cometer menoscabo a la integridad nacional» y «haber recibido recursos de fuentes extranjeras para cometer los delitos de lavado de dinero, bienes y activos».

Por otro lado, el Ministerio Público señaló a estas personas como «criminales y delincuentes», y además, como responsables de «los actos terroristas de la agresión del fallido intento de golpe de Estado del 2018«.

El organismo defensor de derechos humanos indicó que recibió información sobre graves afectaciones al derecho penal y falta de garantías judiciales en estas audiencias. Las audiencias se estarían realizando en contra de la legislación nacional: en forma privada y sin permitir el acceso a medios de comunicación independientes.

Según detalla el documento del organismo en algunos de los juicios «se niega el ingreso de familiares y las personas acusadas son presentadas en el juicio sin previo aviso». Y además, «representantes legales han denunciado hostigamiento, acoso policial y despojo de pertenencias necesarias para participar en las audiencias. Habrían sido objeto de cateos y revisiones desproporcionadas que derivaron en tocamientos indebidos a mujeres abogadas y familiares».

La CIDH condena estos hechos «que constituyen violencia sexual, además afectan la dignidad e integridad personal y se utilizan para intimidar y humillar».