La amazonia en progreso

Bolivia
Carmen Esquivel Sarría

Era una de las regiones más atrasadas del país pero en virtud de un plan de Estado que ya comienza a hacerse realidad, aspira a ser el área con mayor desarrollo del siglo XXI. Obras de salud, educación, proyectos productivos, vías de comunicación, entre otras, dan cuenta de este proceso que inició hace diez años. Los testimonios de la comunidad de Riberalta. 

Carmen Esquivel Sarría- Prensa Latina (Cuba)

La Amazonía boliviana aspira a hoy a transformarse de una de las regiones más atrasadas del país, en la de mayor desarrollo del siglo XXI, en virtud de un plan del Estado que ya comienza a hacerse realidad.

Un recorrido por la ciudad de Riberalta permite constatar las obras que aquí se ejecutan en materia de salud, educación, proyectos productivos, vías de comunicación y otras infraestructuras.

La región amazónica boliviana abarca a los departamentos de Beni y Pando en su totalidad, así como a varias provincias de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

Sólo aquí en el Beni, el Gobierno invertirá más de tres mil millones de dólares hasta 2020 en diversos sectores, informó el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana durante una visita a esta región.

Aseguró Quintana que “nunca antes se había hecho tanto para que un departamento sea integrado al Estado Plurinacional en el menor tiempo posible”.

El titular participó en Riberalta en la firma de un convenio entre la alcaldía y la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf) para la ejecución de obras viales en ese municipio.

En virtud del acuerdo se pondrá en funcionamiento una planta con capacidad para producir 320 toneladas diarias de asfalto, adquirida en Alemania a un costo de siete millones de dólares.

” La región amazónica boliviana abarca a los departamentos de Beni y Pando en su totalidad, así como a varias provincias de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Sólo aquí en el Beni, el Gobierno invertirá más de tres mil millones de dólares hasta 2020 en diversos sectores, informó el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana “

Esto permitirá arreglar numerosas calles y avenidas de Riberalta y además ofrecer servicios de materiales pétreos, no sólo para obras viales, sino también civiles, explicó a Prensa Latina el arquitecto José Lambertin, director social para las zonas amazónicas.

Afirmó Lambertin que estos proyectos de desarrollo urbano permitirán mejorar la calidad de vida de los habitantes del departamento.

“La región amazónica tiene unas potencialidades inmensas, pero las infraestructuras no están acordes con los requerimientos de nuestra gente”, dijo.

Para el ministro de la Presidencia, “lo que necesita el país son ciudades del siglo XXI con carreteras del siglo XXI”.

En materia de infraestructuras, una de las mayores obras que se ejecutan en la región es la carretera que unirá a Riberalta con Rurrenabaque, la cual tendrá una extensión de 508 kilómetros y una inversión de 600 millones de dólares.

Anteriormente, se había construido la vía entre esta urbe y la ciudad de Guayaramerín, que tiene 84 kilómetros de longitud y su costo fue de 56 millones de dólares.

La región ha cambiado tremendamente durante los 10 años del gobierno del presidente Evo Morales, afirmó a esta agencia el alcalde de Riberalta, Omar Núñez Vela.

Recordó que antes para ir a Guayaramerín en tiempos de lluvia se necesitaban a veces entre tres y cuatro días por la crecida de los ríos, sin embargo, ahora hay una carretera totalmente asfaltada que en sólo una hora permite el viaje. Obras de vital importancia emprende en estos momentos el Gobierno en la ciudad conocida como la capital Amazónica.

” ‘Ahora los miembros de las comunidades pueden acceder a la educación mediante internet, hay escuelas, mejora la vida de nuestros pueblos y pronto vamos a abrir un mercado para vender nuestros productos en Riberalta’ , expresó Erwin Cartagena, vicepresidente de la Central Indígena de la Región Amazónica “

Baste señalar que aquí se construye un hospital de segundo nivel con moderno equipamiento que brindará servicios en todas las especialidades a la población no sólo al Beni, sino también de Pando y La Paz.

Próximamente se colocará la primera piedra de lo que será el mayor tecnológico de Riberalta, el cual albergará a dos mil estudiantes en ocho especialidades.

“Este centro va a tener mucho impacto, especialmente para las mujeres porque en esta región nosotras somos mayoría y las jóvenes van a poder estudiar y especializarse”, declaró Adela Álvarez, de la organización Mujeres Amazónicas de Riberalta.

Los indígenas y campesinos, otrora postergados y excluidos, son los más beneficiados por el proceso de cambio que vive Bolivia en la última década.

“Ahora los miembros de las comunidades pueden acceder a la educación mediante internet, hay escuelas, mejora la vida de nuestros pueblos y pronto vamos a abrir un mercado para vender nuestros productos en Riberalta”, expresó Erwin Cartagena, vicepresidente de la Central Indígena de la Región Amazónica.

En toda la zona el Gobierno lleva a cabo también programas de apoyo al desarrollo agrícola, ganadero y acuícola que poco a poco mejoran la calidad de vida de los 33 pueblos indígenas de las llamadas tierras bajas y cambian paulatinamente la imagen de la Amazonía.

Leer el artículo aquí