Keiko Fujimori, también a prisión

Una semana después de que la Justicia anulara el indulto a su padre, la líder del partido conservador Fuerza Popular fue detenida acusada de recibir aportes ilegales por parte de la empresa brasileña Odebrecht para financiar su campaña presidencial. Para la fiscalía, Keiko lideró una “organización criminal” al interior de su partido, que domina el Congreso peruano.

La hija mayor de Alberto Fujimori (1990-2000) quedó detenida al acudir a la sede de la Fiscalía tras ser citada para declarar por los aportes recibidos por su partido en la campaña de 2011, ganada por su rival Ollanta Humala. La prisión preventiva se extenderá por un período de 10 días.

La abogada de Fujimori, Giuliana Loza, calificó la decisión judicial como un “atropello y abuso”. “Ella se ha puesto a disposición de la fiscalía”, sostuvo la letrada tras señalar que la medida los tomó por sorpresa.

La orden de prisión incluye a otras 19 personas, entre ellas Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya, investigados por recibir fondos de la constructora brasileña Odebrecht para la campaña presidencial de Keiko en 2011.

El pedido de detención se basa en nueva información recibida por la fiscalía peruana de su par brasileña, en que se probaría que el partido de Keiko recibió aportes por 1,2 millones de dólares para su campaña de 2011.

“La detención preliminar se produce en una investigación, sin que aún exista proceso, no responde a pruebas, sino a necesidad de realizar actos, investigaciones que solo pueden efectuarse con investigado detenido”, tuiteó el abogado César Naksaki, exdefensor de Alberto Fujimori.