Keiko Fujimori, de nuevo en prisión y por tres años

La lideresa del partido conservador Fuerza Popular, Keiko Fujimori, volvió a la cárcel en el marco de la investigación por presunto financiamiento ilegal durante la campaña electoral de 2011. A diferencia de mediados de octubre, cuando se pidió su detención por apenas 10 días, un fallo del juez Richard Concepción Carhuancho impuso prisión preventiva por 36 meses a la hija mayor del expresidente Alberto Fujimori.

Keiko, de 43 años, fue recluida en el Establecimiento Penitenciario de Mujeres de Chorrillos, en el sur de la capital peruana, tras la inesperada decisión que tomó el miércoles el magistrado. “La única medida necesaria en su caso es indudablemente la prisión preventiva porque ella interfirió en los poderes del Estado, como el Congreso, e intentó obstruir la Justicia”, argumentó Carhuancho en su sentencia.

A pesar de que el juez le impuso ayer 3 años de prisión preventiva, Fujimori fue encarcelada hoy con la expectativa de poder recuperar la libertad en dos o tres semanas si prospera la apelación presentada en la Sala Penal Nacional, según explicó su abogada, Giuliana Loza, a medios locales.

Fujimori llegó a esta cárcel en una camioneta del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) que la trasladó bajo un fuerte operativo de seguridad desde el Palacio de Justicia, donde pasó la noche en un calabozo junto a otras dos mujeres a la espera de que por la mañana se le asignase la prisión donde quedaría encarcelada.

La orden de prisión preventiva fue pedida por el fiscal José Domingo Pérez, que la acusa de recibir 1,2 millones de dólares aportados en forma ilegal por la cuestionada constructora brasileña Odebrecht para su campaña.

La fiscalía sostiene que Keiko encabezó una organización criminal dentro de FP encargada de lavar dinero, a través de rifas fantasmas, cócteles para recaudar fondos y aportantes falsos. La hija mayor de Fujimori había quedado detenida el 10 de octubre al acudir a la sede de la Fiscalía tras ser citada para declarar por los aportes, pero a los pocos días fue liberada.