Juzgarán al actor intelectual del crimen de Berta Cáceres

Un juzgado hondureño resolvió este miércoles elevar a juicio oral y público la acusación contra un supuesto autor intelectual del asesinato de la emblemática ambientalista Berta Cáceres. La persona señalada es David Castillo, presidente de la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA). Él habría dado la orden a los siete asesinos, ya condenados con penas de entre 30 y 50 años de cárcel por el crimen

Cáceres, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), fue asesinada a tiros la medianoche del 2 de marzo del 2016 por hombres que entraron a su casa en la comunidad occidental de La Esperanza. 

Cáceres había denunciado amenazas del personal de DESA en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que dictó medidas cautelares para su protección, pero no fueron suficientes. 

La sentencia de diciembre de 2019, por la que fueron condenados los ejecutores del asesinato,  había indicado que fueron los ejecutivos de DESA quienes ordenaron el crimen, en el marco de las movilizaciones que encabezaba para impedir la construcción de una hidroeléctrica en territorio indígena.

Castillo, un egresado de la academia militar estadounidense West Point, fue del detenido de marzo del 2018 como presunto autor intelectual del asesinato. Según la fiscalía, Castillo y dos ejecutivos de DESA, que están entre los cinco sentenciados, contrataron a los sicarios que mataron a la ambientalista.

La familia de Cáceres y la dirigencia del Copinh exigen a la justicia el castigo de Castillo y de los socios de DESA, miembros de influyentes familias de banqueros.

La causa

Henry Hernández, Elvin Rápalo, Edilson Duarte y Oscar Torres fueron sentenciados cada uno a 34 años de prisión por ser los autores materiales del asesinato de Cáceres.

Los cuatro fueron condenados también a 16 años de prisión por tentativa de asesinato del mexicano Gustavo Castro, quien esa noche acompañaba a Cáceres en la casa y al que dejaron baleado creyendo que había muerto.

El mayor del ejército Mariano Díaz, el gerente ambiental de la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA), Sergio Rodríguez, y el exjefe de seguridad de esa compañía, Douglas Bustillo, fueron sentenciados a 30 años de cárcel, 

El tribunal había declarado culpable el 30 de noviembre de 2018, a Bustillo, Rodríguez y Díaz de haber contratado a los cuatro asesinos por 4.000 dólares para que mataran a la ambientalista.