Jóvenes peruanas crearon “Chococrik”, un alimento contra la anemia a base de grillos

Jóvenes estudiantes de la Universidad de Ciencias y Artes de América Latina (UCAL) crearon un polvo hecho a base de harina de grillo (acheta domesticus) para combatir la anemia, que afecta a 4 de cada 10 niños menores de 3 años y deja en los primeros años de vida secuelas irreversibles en el desarrollo cognitivo.

“La harina de grillo contiene 22,91 miligramos de hierro por cada 100 gramos. Eso supera a la espinaca, de la que siempre se dice que contiene mucho hierro”, aseguró Alexa Castañeda, creadora junto a sus compañeras Esther Rivera y Alison Garro de este producto llamado “ChocoCrik“.

Mezclado con agua, esta solución tiene gusto a cacao con toques de frutas ácidas como la maracuyá o la frutilla, elementos que agregaron a la harina de grillo para darle sabor.


“Estas frutas tienen alto contenido en vitamina C, que potencia el hierro porque permite que el organismo lo absorba mejor. Están ahí no solo para darle sabor, sino para que cada gramo de hierro funcione. Solo escogemos frutas que tengan alto rendimiento en vitamina C”, explicó Rivera.

Las recomendaciones de la FAO sobre los insectos

La apuesta de los estudiantes por el grillo como fuente de hierro está alineada a los consejos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que considera a los insectos como el alimento del futuro para garantizar la seguridad alimentaria de la población mundial en el mediano plazo.

“La vida del grillo es muy corta y se reproducen extremadamente rápido. En una semana pueden multiplicarse por diez”, comentó Rivera, quien evalúa junto a sus compañeras crear una pequeña granja de grillos.

“Es mucho más fácil controlar su alimentación para potenciar lo que ellos ya son y que estén completamente limpios”, agregó.

Otra ventaja de los insectos muy destacada por la FAO es que tienen un impacto medioambiental mucho menor que el ganado vacuno o porcino, entre otras carnes, ya que apenas consumen agua y la emisión de metano es ínfima comparada a esos animales.

El desafío de borrar la mala prensa del grillo

Para vencer el rechazo a los grillos, las tres estudiantes que cursan estudios de comunicación y cine crearon una web para dar información sobre los beneficios alimentarios de este insecto.

“Es un proyecto transmedia para concienciar sobre el problema y dar a conocer al grillo, que no asuste a la gente y que lo vean como una oportunidad que además es muy barata”, apunta Rivera.

Allí las estudiantes recuerdan que el consumo de insectos tampoco es tan lejano como parece, dado que en México se comen los saltamontes y en el Amazonas peruano se ingiere vivo y crudo el suri, la sebosa y gruesa larva del escarabajo picudo negro de la palma.

Con esta iniciativa, las tres estudiantes representaron a Perú en la fase sudamericana del Hult Prize, competencia juvenil de emprendimientos sociales que cuenta con el apoyo de la ONU.

Ahora están a la expectativa de hallar una empresa que las ayude a acelerar esta iniciativa y poder probarla en poblaciones vulnerables donde la incidencia de la anemia es profunda y lastra el desarrollo de miles de niños y niñas, especialmente de los Andes y el Amazonas.