Joe Biden levantó históricas sanciones contra Cuba: más vuelos, remesas y la vuelta de la reunificación familiar

El presidente de Estados Unidos Joe Biden dejó sin validez algunas de las medidas más duras que Donald Trump había impuesto a Cuba. En medio de las críticas de los países latinoamericanos ante la ausencia de la isla en la Cumbre de las Américas, el mandatario anunció que restablecerá vuelos comerciales, que suspenderá el límite de 1.000 dólares por trimestre a las transferencias de dinero y que restablecerá el programa de reunificación familiar, que estaba suspendido desde hace cinco años.

Con estas medidas pretendemos apoyar las aspiraciones de libertad y mayores oportunidades económicas de los cubanos para que puedan llevar una vida exitosa en su hogar”, dijo el vocero del Departamento de Estado, Ned Price, en un comunicado.

Durante su campaña para las elecciones de 2020, Biden había prometido la normalización de las relaciones diplomáticas con Cuba, en línea con el acercamiento que había iniciado Barack Obama durante su gestión (2009-2017) y que luego fue abandonado inmediatamente por Trump.

Sin embargo, el debate dentro de su gobierno parecía haberse paralizado tras las inéditas manifestaciones antigubernamentales del 11 de julio en Cuba, que provocaron la imposición de sanciones por parte de EE.UU.

Tras esos roces, representantes de EE.UU. y de Cuba se habían reunido en abril en Washington para hablar de asuntos migratorios, en el primer diálogo de alto nivel entre ambos países desde la llegada de Biden a la Casa Blanca.

Vuelos comerciales

El Gobierno de Trump prohibió en 2019 los vuelos comerciales desde su territorio a todas las ciudades de Cuba con la excepción de La Habana y, en agosto de 2020, fue más lejos al suspender los vuelos chárter privados a todos los aeropuertos de la isla, incluido el de la capital.

Esos vuelos chárter eran empleados por muchos cubano-estadounidenses para viajar a la isla desde Miami (Florida, EE.UU.).

Este lunes, Biden dijo que aumentará el número de vuelos entre Estados Unidos y la isla, lo que permite ampliar el servicio a otras ciudades además de La Habana. También autorizará que se realicen determinados viajes en grupo actualmente prohibidos. En línea con esa medida, también prometió aumentar la capacidad de procesamiento de solicitudes de visa en La Habana.

Remesas

Del mismo modo, confirmó que se eliminará el límite actual de remesas familiares de 1.000 dólares por trimestre para la pareja emisor-receptor y que autorizará las remesas de donativos, o sea no familiares, para apoyar “a los empresarios cubanos independientes”. 

El Departamento de Estado especificó, sin embargo, que estos flujos financieros no deben “enriquecer” a personas o entidades que violen los derechos humanos.

Asimismo, anunció que incrementará su apoyo a los emprendedores cubanos con autorizaciones para que accedan a plataformas de comercio electrónico, entre otras acciones.

El restablecimiento de CFRP

Por otro lado, se restablecerá el programa para la reunificación familiar para cubanos CFRP, suspendido desde 2017. Creado en 2007, este programa permite que ciudadanos o residentes estadounidenses puedan pedir que sus familiares en Cuba viajen a Estados Unidos y soliciten una autorización de trabajo allí mientras se procesa su estatus de residente legal.

La política de la administración (Biden) hacia Cuba sigue centrándose ante todo en el apoyo al pueblo cubano, incluidos sus derechos humanos y su bienestar político y económico”, señaló Price.

“Seguimos pidiendo al gobierno cubano que libere de inmediato a los presos políticos, que respete las libertades fundamentales del pueblo cubano y que permita que el pueblo cubano determine su propio futuro”, agregó.